Estás aquí
Inicio > conads > Se acabó el paro…¿hubo paro?

Se acabó el paro…¿hubo paro?

Felizmente acá no hubo paro, es decir si hubo pero no afectó al movimiento normal de la ciudad de Chiclayo. Hubo marchas y protestas pero muy pocas, el orden se mantuvo. Según escuché los comentarios por la calle, casi fue normal. El transporte escaseó un poco casi lo normal. Los taxis aprovecharon en los momentos picos, cobrando tarifas demasiado elevadas.

¿Estoy de acuerdo con el paro? No. Cuando hay este tipo de protestas solo veo quejas, quejas y más quejas. Se pide aumento de sueldo, se pide aumentar las pensiones, etc, etc, etc. Pero si por un lado el gobierno no tiene ideas para solucionar el problema actual que tiene el Perú, los organizadores del paro, tampoco las tienen. Si se oponen a la gestión de García, me gustaría escucharles sus propuestas. Digan algo en vez de “vamos cara** el pueblo no se rinde car***” Algo constructivo. Que hablen los dirigentes del SUTEP que en vez de profesores parecen ser integrantes de una mafia eterna. Como pueden haber profesores que bloqueen pistas, que quemen llantas, y cuando los periodistas los enfocan les griten “prensa amarilla”.


Sigue leyendo…

La situación es difícil. Los resultados a nivel macro no se reflejan en la mayoría de peruanos. Yo, un sistémico en apuros, sufro eso también. Todas las cosas han subido, los pasajes suben, pero el sueldo nada, los jefes no dicen nada….tal vez porque la crisis no los afecta. Y entiendo esa desesperación por no tener que darle a nuestra familia porque no soy adinerado ni mucho menos. Pero no creo que la solución sea un paro. No creo que bajen los precios si quemamos llantas y bloqueamos carreteras, causando problemas en los que si quieren trabajar, y los que no quieren parar.

Si quieres hacer paro, está bien, “para”. Pero no “pares” a los demás, a los que si queremos trabajar, los que tenemos que viajar, los que queremos estar sin miedo que nos arrojen una piedra, o ser atacados por seguir trabajando y no “parar”.

Pero ojalá que no solo el gobierno vea esa situación, sino también los empresarios. Un ejecutivo muy importante de una compañía de comunicaciones conversaba conmigo el otro día, tuve la suerte de ayudarle con su computadora, me comentaba que los empresarios peruanos pagan muy poco, pensando que así sus empresas ganan más. “Mientras que lo que sucede es lo contrario. Un empleado mal pagado está propenso a estar pensando en sobrevivir más que en aportar a la empresa. Es la viveza de los empresarios la que produce empleados improductivos, desleales y hasta a veces deshonestos. Cuando los empresarios valoren más a su gente, van a ganar mucho más.”

Los que somos empleados de particulares no hacemos paro. Talvez porque somos mejor pagados o tratados que algunos estatales. Sin embargo esa ventaja, no siempre redunda en bienestar económico. Pero seguimos trabajando así haya paro, porque son exigencias de la empresa y uno mismo. Y no nos gusta el paro. Porque no es productivo.

El “paro” para mí es un fracaso, y no solamente cuando pocos se pliegan al paro, es un fracaso mayor cuando la mayoría lo hace. Protestas, con razones y proporcionando propuestas, son las que deben hacerse. Otro tipo de protesta solo es vandalismo, y poca educación.

Comenten, de su opinión acerca de esto. Nos vemos a la próxima.
Si te pareció interesante, suscribete a mi feed, también puedes suscribirte por correo. Es gratis, aunque no lo creas.

Top