Estás aquí
Inicio > conads > ¿Quiere Ser Millonario? Admira a los millonarios

¿Quiere Ser Millonario? Admira a los millonarios

Estaba leyendo sobre Harv Eker, el autor del libro Secretos de Una mente Millonaria, y me impresionó uno de sus pensamientos. No por ser extremadamente genial, sino por ser tan simple y lógico, que luego me dije, ahí está la razón por la cual muchos no se convierten en millonarios nunca. Todo se trata de un principio sencillo:

Bendice lo que deseas.

Es algo mágico, dice Eker, y es algo que la gente rica o millonaria practica naturalmente. A diferencia de la gente de clase media o pobre, es una parte normal de sus patrones de pensamiento, y es una de las razones por la que la gente rica se vuelve rica, al igual que debido a otros de sus hábitos mental, este produce riqueza.

Generalmente la gente de clase media o pobre “desprecia” a los ricos, acusandolos de ser tacaños y enfermos moralmente. Todo lo contrario de lo que realmente piensan. Los pobres quieren ser ricos, pero desprecian la idea del “rico y exitoso” y lo envidian. Cuando deberían admirar a la gente que se ha vuelto rica y millonaria, porque ellos conocen el proceso de volverse rico, y si queremos serlo, debemos aprender de ellos, debemos siempre aprender.

Los pasos que sugiere Eker, es cambiar nuestros modelos mentales, aplicando estos principios a nuestra vida, y saber diferenciar los modelos de pensamiento:

  • Las personas ricas, admiran a las demás personas ricas y exitosas.
  • La gente pobre tiende a estar resentida con las personas ricas y existosas.

Esto se aplica a cualquier ámbito de la vida. Eker dice que debemos ver como atraemos a las personas, no siendo egoístas y resentidos, sino siendo amables y admirables. El dinero es atraído de la misma forma.

No debemos tener enviadia de las habilidades, posesiones o amistades de las demás personas, poniendonos en un plan de resentimiento.

Al contrario, como primer paso debemos anotar en una libreta de apuntes, nuestros talentos naturales, esas cosas para las que siempre hemos sido buenos, y también escribir en que tareas podemos utilizar dichos dones en nuestra vida, especialmente en nuestra vida laboral.

Reunete con las personas a las que puedes resolver sus problemas, elabora al menos diez estrategias diferentes, piensa en el apalancamiento. Ayudar a otros es la base de las personas ricas y exitosas. Si ofrecemos un servicio o producto que ayude a la gente a mejorar su vida, aunque sea en una minima parte, llegaremos a ser exitosos.

Dite a ti mismo:

“YO SOY GRANDE, Y PIENSO EN GRANDE. ELIJO AYUDAR A MILES DE MILES DE PERSONAS”

Top