Estás aquí
Inicio > conads > ¿Qué hacer si estás en medio de un Tiroteo?

¿Qué hacer si estás en medio de un Tiroteo?

tiroteo
La seguridad en el Perú y en el Mundo está bastante incierta y nos vemos sorprendidos de tiroteos que suceden en uno y otro lugar cercanos a nosotros. En un mundo perfecto, no tendríamos ni que preguntarnos que hacer en medio de un tiroteo pero tal como es el mundo, tenemos que tomar las precauciones necesarias y algo más.

Mantener la cabeza fría

Lo primero que hay que recordar es que mantener la calma y la cabeza lo más fría posible en medio de un tiroteo. Las emociones pueden hacernos tomar decisiones incorrectas que podrían hacer que las cosas salgan mucho peor de lo que están. Es más fácil decirlo que hacerlo ya que miles de años de instintos nos dirán que hay que correr lo más lejos que se pueda del peligro, y eso es lo que deberíamos hacer. Pero no siempre los instintos nos dicen lo correcto, y la lógica es nuestra aliada.

Reconoce tu entorno

Seguramente día a día pasas por la misma calle, vas a los mismos lugares, pero no creo que realmente los hayas observado bien. No al grado paranoide. Mira lo que hay, las vías posibles de escape en caso suceda algo malo y tengas que salir del centro comercial, bajar del autobús por una emergencia o retroceder el camino que siempre recorres. En medio de una situación crítica, hay que observar, mirar y reconocer lo que tenemos alrededor. Tomar nota mental de lo sospechoso o raro. Tomar nota mental de los lugares seguros o las vías de escape. Si sucede algo, ya podrías tener un plan de escape. Cada vez que entres a un lugar, sea una discoteca o un parque, fíjate en las rutas de salida y como podrías emplearlas mejor.

Recuerda: corre, escóndete, pelea.

Si estás en una situación peligrosa, las decisiones deben tomarse en el orden siguiente: primero tratar de correr, segundo, si no puedes huir, esconderte. Si no puedes ninguna de las dos opciones, entonces pelea contra la amenaza. Me refiero a correr con huir lo más rápido posible sin mirar atrás, por las vías de escape que has considerado seguras. Me refiero a esconderte con ubicarte en un lugar seguro, libre de amenazas, sin hablar, con el celular en vibrador y evitar cualquier forma de llamar la atención hacia donde estás.
Correr: sal rápido, no esperes que otros se decidan, abandona tus cosas, impide que otros entren, llama a emergencias.
Esconderse: bloquear la puerta con el objeto más grande de la habitación, apaga las luces, pon en silencio tu celular sin modo vibrador. No llames la atención sobre tu ubicación.
Pelear: el último recurso. Recuerda que debes decidirte con todas tus fuerzas. Comprométete a ser quien desarme al agresor. Coordina el ataque. Utiliza objetos contundentes. Se agresivo. Grita, maldice, golpea. No hay otra oportunidad.

Si no puedes huir ni esconderte, pelea por tu vida. Es la última opción. Coordina tu defensa y trata de mantener a los demás en calma y alertas. Recuerda que la amenaza puede sobrepasarte y hay que buscar hacer las dos recomendaciones anteriores en lo posible, ya que pelear por tu vida significa arriesgarla. un ataque coordinado con objetos contundentes puede desarmar a un atacante. Si estás en esa situación trata de ver el momento adecuado del ataque.

Ayuda a otros en lo posible y contacta con las autoridades cuando estés seguro.

Al ver a alguien disparar lo primero que imaginas es llamar a la policía. Eso no es recomendable. Primero debes estar seguro, haber huido del lugar o esconderte. No llames la atención del o los atacantes.
Ayudar a los demás es algo bueno y debes tratar de ubicarlos en un lugar seguro, pero debes ser muy severo para dejar entrar a alguien en un lugar donde estás escondido. Eso atraería al atacante. No creas que lo que sucede en las películas va a pasarte, el atacante no va a mirar a otro lado mientras salvas a una persona más. No dejes que la indecisión o lentitud de otra persona ponga en peligro a muchas más, incluso a ti.
Si llega la policía o bomberos no corras hacia ellos hasta que la situación esté controlada. No los pongas en riesgo, deja que ellos se acerquen a ti cuando el peligro haya sido eliminado.

¿Y si estoy armado?

Hemos escuchado en noticias de gente que se ha librado de asaltantes, secuestradores y sicarios con sus propias armas. Sin embargo, utilizar tu arma contra un delincuente peligroso o un loco psicópata debe ser tu último recurso. Puedes saber disparar, pero es poco común que te encuentres entrenado para una situación como un tiroteo. Ayuda a que el resto de las personas estén un lugar seguro. Trata de huir, esconderte. Si tu vida está comprometida recién decide utilizar tu arma. Recuerda que cuando la policía llegue tratará de incapacitar o eliminar a quien tenga un arma y no querrás ser confundido con el atacante.

¿Y después del tiroteo?

Una vez que el área está segura, las fuerzas del orden evacuarán el lugar, los bomberos y ambulancias trasladarán a los heridos o las víctimas. La idea principal es tranquilizar a tus familiares o encontrar a los amigos o familiares que se separaron en medio del tiroteo. Volver a la escena del tiroteo a recuperar posesiones materiales es una mala idea, es mejor esperar que la policía inicie la devolución de dichas cosas.
Dependiendo de la situación, las dimensiones de lo ocurrido y tu implicación en lo sucedido, puedes ser interrogado por la policía con el fin de ayudar en las investigaciones.
Espero que nadie tenga que seguir estos consejos, pero si te encuentras en una situación peligrosa, recuerda huir o esconderte.

Top