No nos dé una mala noticia

Este es una nota del suplemento El Dominical, de El Comercio, la edición del 2 de Diciembre, y me pareció un buen consejo.

No nos haga publicar malas noticias

Nada más penoso que abrir el periódico y enterarse de la muerte de personas en accidentes que de repente se pudieron evitar. Y es que Diciembre es quizá es el mes más movido del año: celebraciones, agasajos, reencuentros, que por sí solos no tienen nada de malo.

El problema ocurre cuando se mezcla velocidad con alcohol. Tome sus precauciones y si va a celebrar y brindar en exceso, no maneje llame a un taxi o designe a un amigo (que no beba) para que lo lleve a casa. No nos dé una mala noticia.

Comenten, de su opinión acerca de esto. Nos vemos a la proxima