Estás aquí
Inicio > conads > Movistar, Mi Recibo y la Viveza Criolla

Movistar, Mi Recibo y la Viveza Criolla

Hace algunas semanas necesitaba de nuevo un servicio de Movistar Internet (antes conocido como Speedy), y acudí a la oficina de Juan de Arona, en San Isidro, para hacer el pedido. El vendedor me atendió y me explicó las múltiples ofertas que tenía a mi alcance. Me decidí por un plan que comprendía un internet de 4MB y línea telefónica, en pocas palabras un dúo. Lo hice por que los dos primeros meses iba a pagar 69 soles y ahorro es ahorro. Punto.

El viernes llegando a mi casa encuentro el recibo por el servicio. “Qué bueno”, pensé. Pero cuando lo leí me di con la sorpresa y por ese lado también tengo la culpa, de que ese mismo día vencía el recibo. Era ya muy tarde, y decidí hacer el pago al día siguiente. Pero el “buen servicio” de Movistar se redondeó cuando verifiqué que el total del recibo no era los 69 soles que pensé pagar los dos primeros meses (el primer mes eran 2 soles adicionales por el ADSL y el teléfono), sino 156 soles. Me estaban cargando 85 soles adicionales por la “venta diferida” de un equipo NEO, y yo no sabía que diablos era el equipo NEO tan caro que había “adquirido”. Bastante fue mi sorpresa cuando revisé que el dichoso “NEO” no era el de Matrix, sino el terminal telefónico. El teléfono fijo. 85 soles.
Hoy he ido a Juan de Arona, nuevamente. Me he acercado a pedir un ticket de reclamo, y llevaba el recibo, el contrato (donde no decía nada del equipo NEO) y muchas ganas de pelear por lo justo. Cuando tocó mi turno, la señorita que me atendió, ni bien le dije que en el recibo había llegado un monto adicional, ni se inmutó: “Ese monto no debió estar ahí, un momento”. Y no dijo ni una sola palabra más por 10 minutos hasta que me devolvió el recibo indicándome que ahora el monto del recibo eran 71 soles (69 por la promoción, 1 por el ADSL y 1 por el teléfono). Lo que era correcto. Lo sorprendente para mi, fue que la chica ya sabía que tal monto era incorrecto, no me pidió el contrato, ni nada por el estilo, simplemente lo anuló. Es decir, que si hubiera tomado el camino del mártir, y hubiera pagado el recibo así sin reclamar, nunca me hubieran dicho que ese monto no era correcto.
Lo que quiero explicar, es que si por algún motivo yo me decía “mira el recibo, ahí dice que es tanto, tengo que pagar, seguramente no escuché al vendedor, caballero nomás”, hubiera tenido que pagar casi el 100% más del monto justo.
Eso se llama la mal traída viveza criolla, donde Movistar te pone un monto adicional al recibo, para que caigas, que tropieces. Imagina que te coloquen un monto menor, imperceptible, igual lo pagas, y tú estás igual que otros miles, que suman un monto nada despreciable por que te pusieron un monto en un recibo, y encima el recibo llega el mismo día del vencimiento.  Y la chica no podía tramitar que me envíen el recibo por correo electrónico, sino que tenía que llamar al 104 y solicitarlo a un robot. ¿Porqué no hacen las cosas más fáciles y ayudan al cliente reduciendo pasos en vez de aumentarlos? Vamos Movistar, que no trates de ganar más dinero cobrando demás y complicando los trámites (un trámite complicado hace que un usuario desista de quejarse o reclamar por lo justo). 
En resumen:

  • Trajeron mi recibo el mismo día de vencimiento.
  • Querían cobrarme por algo que no venía al caso.
  • Eliminaron ese cargo porque sabían que era injusto.
  • Las chicas y chicos de ventanilla no pueden cambiar el modo de envío de mi estado de cuenta.
Top