Estás aquí
Inicio > conads > La Guía del Principiante para Trabajar desde Casa – Parte 4: Mejores Prácticas: Comunicación del equipo

La Guía del Principiante para Trabajar desde Casa – Parte 4: Mejores Prácticas: Comunicación del equipo

comunicacion-equipo


Para algunos, la comunicación del equipo es la parte más intimidante. Pero sólo es un problema si lo dejas ser. En una oficina, tu sabes quien está ahí, sabes que van a trabajar y tal vez que están haciendo.
Trabajar de forma remota es complicado: tus colaboradores no saben que estás trabajando a menos que tú les digas. Esto aplica no sólo si se trabaja en equipo, también como independiente.

Que tu presencia se sienta: no ser invisible

Trabajar de forma remota no significa desaparecer. Se debe construir relaciones con otras personas del equipo y déjales saber que estás ahí. Trabajar de forma remota obliga a ser más activo en la comunicación, tienes que llegar a las otras personas y seguir en contacto, para que cuando necesites ayuda, estén listos para apoyarte.

Empezando el día, hora de almorzar, volveré

Así como debes comunicar a tus compañeros de equipo que estás trabajando, debes darles a conocer cuando no lo estás haciendo. Al igual que en una oficina tradicional, no puedes desaparecer medio día, sin que tu jefe o tus compañeros lo sepan. Tiene sentido hacerle saber a tus colegas que estás empezando el día. Utiliza un saludo simple como “buenos días a todos” para dejar claro que ya estás en el escritorio listo para empezar a trabajar en el proyecto, y no en la casa o en la cama.
Envía mensajes de “volveré en 1 hora” para cuando sales a almorzar o breves descansos también es importante. El trabajo remoto es grandioso para muchas cosas, pero es un escenario preocupante cuando tu colega te hace una pregunta y no recibe ninguna respuesta. ¿no estás respondiendo porque saliste a comer algo o simplemente está tan ocupado que no atiende al chat, estás en una reunión? Los mensajes tipo “Volveré en …” pueden aliviar esos desencuentros y acelerar el flujo de trabajo. Cuando termines tus horas de trabajo, también deja saber cuándo volverás. Puede ser “los veré en la mañana” o “volveré en la noche para terminar la tarea X”. Tal vez un mensaje de “volveré en 1 hora”, establece cierta expectativa en tus colegas que pueden adaptarse a eso.

Top