Estás aquí
Inicio > conads > Hace 3 Años del Terremoto de Japón en el 2011 ¿Y Fukushima?

Hace 3 Años del Terremoto de Japón en el 2011 ¿Y Fukushima?

Hoy se cumplen 3 años del terremoto en Japón, un terremoto de magnitud 9,0 grados a 130 km de la costa que provoca un tsunami que anega la costa noreste del país, causando directamente 15.836 víctimas, 3.650 desaparecidos y el accidente nuclear de Fukushima I, uno de los más graves de la historia.

Aunque la prensa ha olvidado lo sucedido esa fecha y por lo tanto la opinión pública ha dejado de “pensar” en los efectos de lo sucedido en Fukushima, creo que es algo que siempre debemos recordar, aunque no seamos japoneses, aunque no vivamos “al lado” de la central nuclear y es que una contaminación nuclear no desaparece en 3 ni en 100 ni en 1000 años, así que podemos estar recibiendo dosis pequeñas, pero aún así reales, de radiación. Radiación que puede estar afectando a cualquiera, sea en Perú, en Japón o en Mozambique. Elige tu país y es posible que la radiación haya llegado. No nos confiemos de lo que la prensa publique o que si Estados Unidos diga algo.
Antes que todo, recordemos que los efectos del accidente nuclear en Fukushima son desconocidos y es que nadie puede decir que no habrá efectos colaterales. Tal vez no en 5 o 10 años, pero ¿en 20? ¿en 30 años?
Fuera de eso, es lamentable la falta de previsión en la construcción de la central nuclear, es decir ¿a quién se le ocurre construir una central nuclear en medio del camino regular de tsunamis? Oh, claro, a los japoneses. Pero el hecho es que la energía atómica es la más limpia y menos contaminante que pueda existir a la fecha, sin contar con que es extremadamente barata. Francia genera un gran porcentaje de su energía eléctrica vía la energía atómica. Muchos países pueden hacerlo, pero es una decisión política, militar y técnica muy difícil de tomar. Si construyes una central nuclear, que sea con todos los requerimientos de seguridad que puedan haber y a esos requerimientos agrégales muchos más, en especial la ubicación, donde sea que no sean frecuenten los terremotos, tormentas, tsunamis o volcanes. No es fácil, si yo supiera no estaría acá escribiendo en este blog. Pero hay genios allá afuera, genios que si pueden hacer las cosas bien. ¡No queremos otro Fukushima!

Top