Estás aquí
Inicio > consejos > Como Sobrevivir Un Día en el Trabajo Después de una Mala Noche

Como Sobrevivir Un Día en el Trabajo Después de una Mala Noche

Este te puede parecer conocido. Anoche te dieron ganas de ver de nuevo la última temporada de The Walking Dead. Habías estado haciendo muchas cosas en el trabajo y querías relajarte. Empezaste a ver un capítulo tras otro, y de repente ya era casi las 4 de la mañana. Y mañana es día de trabajo. Al día siguiente practicamente podrían grabarte y tus escenas saldrían sin editar como un walker más. Ya estás en tu trabajo después de dormir un par de horas y sientes que las siguientes 8 horas serán las mas largas de tu vida.

Si es malo dormir poco, es malo dormir poco y tener que pasar 8 horas en la oficina. Un doctor podría decirte que el área frontal de tu cerebro está practicamente quemada y no serás para nada productivo. Ahora dile eso a tu jefe.

Si no hay forma en que faltes al trabajo para dormir lo suficiente te doy 5 consejos para superar el día laboral más feo de tu vida:

  1. Duerme un poco a la hora del almuerzo. Una siesta corta de media hora te ayudará a relajarte. Si no puedes hacerlo en tu oficina, hazlo en tu auto o en un lugar donde puedas hacerlo sin que te molesten y ni te incomoden. Esa pequeña cabeceada te refrescará y contrarestrará los efectos de esa mala noche.
  2. Hazte cargo de las tareas más pesadas en la mañana. Y eso podrías hacer siempre, hayas dormido poco o mucho. Hacerte cargo del trabajo más pesado en la mañana es mejor, ya que estás más alerta. No las dejes para la tarde, donde tu cuerpo empezará a pedir un descanso y tu mente puede traicionarte.
  3. No comas mucho. No es hora de empujarte un lomo a lo pobre después de un tazón de caldo de gallina. En teoría es un levantamuertos, pero en realidad te dará un sueño de cojones que te harán parecer las horas interminables torturas. Mejor come algo ligero, como una ensalada.
  4. Muévete, muévete. Cuando veas que tu monitor se aleja y acerca constantemente, quiere decir que estás cabeceando y es tu cabeza la que está como un péndulo. Levántate, camina, sube o baja las escaleras. Da un paseo corto afuera de la oficina.
  5. Toma agua. Tomar agua es bueno, los doctores dicen que debemos tomar al menos 1 litro al día de agua, y cuando estás con una modorra imposible por la amanecida ayuda tomar mucha agua. ¿Porqué? Pues te hidratará y también te mandará al urinario varias veces al día. Levantarte cada 30 o 40 minutos evitará que te quedes dormido en tu cubículo.

Como consejo final: en el futuro trata de dormir al menos 7 u 8 horas. Regula tus horarios: duerme y despierta a la misma hora, así tu cuerpo tendrá una rutina saludable.

Top