Como Evitar Que Un Perro Te Muerda

¿Qué pasa si te encuentras con un perro con muy malas pulgas?

Primero: NO LO HAGAS ENFADAR
Sabes que es bravo el condenado, entonces, no intentes desafiarlo. Piensa en él como si fuera un salvaje caníbal muy enojado. ¿Acariciarlo para calmarlo? Si alguna de tus manos te sobran puedes intentarlo. Olvida tratar de atemorizarlo haciendo aspavientos. Retrocede lentamente, sin darle la espalda.

Segundo: NO PAREZCAS ENOJADO
No intentes parecer enojado cuando estás a punto de ensuciar tus pantalones. No lo mires a los ojos, creerá que intentas desafiarlo. Tampoco grites, aumentarás su nerviosismo. ¿Crees que tu blanca sonrisa lo volverá amistoso? El animalito creerá que le muestras tus dientes. ¿Has cogido algo que parece pertenecerle? Sueltalo. Ahora.

Tercero: PONTE EN POSICION
No hablo de algo parecido a esto, sino de quedarte quieto. Si corres, te convertirás en una presa fácil. Coloca cualquier cosa que puedas entre el perrito y tu cuerpo.

Cuarto: PROTEGETE AL MAXIMO
Si has caído al suelo, ponte en posición fetal cubriendo tu cuello y cabeza. Y trata de quedarte lo más inmóvil que puedas, un blanco inmóvil aburrirá al chucho y te dejará en paz.