La Guía del Principiante para Trabajar desde Casa – Parte 5: Recomendaciones y Conclusión

recomendaciones


Trabajar de forma independiente y remota comprende diferentes proyectos. ¡Es parte del trato! Algunas veces formas parte de un equipo y tienes que adaptarte a sus prácticas de comunicación, mientras que a veces eres la única persona en el proyecto, trabajando con un cliente con pocos conocimientos técnicos. Puedes configurar tus mejores prácticas para desarrollar software y tener el control sobre cómo llevar el proyecto.

Recomendaciones

Si tienes la responsabilidad de establecer las mejores prácticas en un equipo, a continuación listamos las mejores herramientas para manejar el trabajar remotamente. Ten en cuenta que son sólo recomendaciones. No son para todos, y si ninguno te gusta, puedes elegir la que se acomode a tus necesidades.

  • · App Trajectory: una herramienta de seguimiento de errores para pequeños equipos de desarrollo con enfoque en estimar y dividir el proyecto en bloques de una a dos semanas. App Trajectory puede decirte cuando trabajo debes hacer para completar una iteración, y cuantas iteraciones debes realizar hasta que completes un proyecto. Ideal para proyectos pequeños.
  • · Pivotal Tracker: herramienta de seguimiento de errores enfocada en la metodología Agile. Es buena para realizar iteraciones Agile formales o tener un proyecto medido en cantidad de desarrolladores y número de años.

Conclusión

Empezar a trabajar de forma remota puede necesitar un ajuste en nuestra vida familiar y laboral, para tí y para tu cliente. Puedes hacerlo muy bien o muy mal. Pero cuando lo haces bien, es una excelente camino para clientes o empleadores para solucionar el problema de “falta de talento”, y crea oportunidades para personas que viven fuera de las grandes ciudades o centros empresariales. Hay un mundo de eficiencia para quienes trabajen de forma correcta con las mejores prácticas.

La Guía del Principiante para Trabajar desde Casa – Parte 4: Mejores Prácticas: Comunicación del equipo

comunicacion-equipo


Para algunos, la comunicación del equipo es la parte más intimidante. Pero sólo es un problema si lo dejas ser. En una oficina, tu sabes quien está ahí, sabes que van a trabajar y tal vez que están haciendo.
Trabajar de forma remota es complicado: tus colaboradores no saben que estás trabajando a menos que tú les digas. Esto aplica no sólo si se trabaja en equipo, también como independiente.

Que tu presencia se sienta: no ser invisible

Trabajar de forma remota no significa desaparecer. Se debe construir relaciones con otras personas del equipo y déjales saber que estás ahí. Trabajar de forma remota obliga a ser más activo en la comunicación, tienes que llegar a las otras personas y seguir en contacto, para que cuando necesites ayuda, estén listos para apoyarte.

Empezando el día, hora de almorzar, volveré

Así como debes comunicar a tus compañeros de equipo que estás trabajando, debes darles a conocer cuando no lo estás haciendo. Al igual que en una oficina tradicional, no puedes desaparecer medio día, sin que tu jefe o tus compañeros lo sepan. Tiene sentido hacerle saber a tus colegas que estás empezando el día. Utiliza un saludo simple como “buenos días a todos” para dejar claro que ya estás en el escritorio listo para empezar a trabajar en el proyecto, y no en la casa o en la cama.
Envía mensajes de “volveré en 1 hora” para cuando sales a almorzar o breves descansos también es importante. El trabajo remoto es grandioso para muchas cosas, pero es un escenario preocupante cuando tu colega te hace una pregunta y no recibe ninguna respuesta. ¿no estás respondiendo porque saliste a comer algo o simplemente está tan ocupado que no atiende al chat, estás en una reunión? Los mensajes tipo “Volveré en …” pueden aliviar esos desencuentros y acelerar el flujo de trabajo. Cuando termines tus horas de trabajo, también deja saber cuándo volverás. Puede ser “los veré en la mañana” o “volveré en la noche para terminar la tarea X”. Tal vez un mensaje de “volveré en 1 hora”, establece cierta expectativa en tus colegas que pueden adaptarse a eso.

La Guía del Principiante para Trabajar desde Casa – Parte 3: Mejores Prácticas: Seguimiento de Errores


seguimiento_errores
Hay tres cosas que debe darnos a conocer una herramienta de seguimiento de errores:

  • · ¿En qué estoy trabajando ahora?
  • · ¿Qué depende de mí para liberar la siguiente versión de este software?
  • · ¿Cuáles son los entregables del equipo para esta versión de software?

Cada una de esas preguntas tienen un propósito. ¿En qué estoy trabajando ahora? cuando trabajas en una oficina, tienes una especie de conocimiento general sobre que está haciendo cada uno. Un marcador explícito en la herramienta de seguimiento de errores diciendo “sí, estoy trabajando en esto ahora”, puede darnos una sensación similar trabajando de forma remota.
Segundo, ¿qué depende de mí para liberar la siguiente versión de este software?, significa “estos son los errores por los que soy responsable” o “que errores debo solucionar”. Ciertamente hay una especie de retroalimentación en cada equipo, pero es bueno saber que otros sepan que estás haciendo y si necesitas ayuda.

La Guía del Principiante para Trabajar desde Casa – Parte 2: Herramientas de Software

La Guía del Principiante para Trabajar desde Casa 2


Hay muchas aplicaciones o software que pueden ayudarnos a superar los retos que se presentan cuando trabajamos remotamente. A continuación una lista:

  • · AwayFind: bueno para correos electrónicos urgente, particularmente mensajes de último minuto, que llegan a tu móvil como un mensaje SMS. Podemos filtrar los correos importantes y esta herramienta nos los enviará a nuestro celular. Tiene un período de prueba gratuito de 30 días, y hay planes desde 4.99 dólares al mes. En vez de estar revisando cada 5 minutos tu correo por ese mensaje importante, AwayFind lo “esperará” y cuando llegue te lo envía a tu móvil.
  • · Convertidor de Zonas Horarias: cuando trabajas con personas que viven en otra parte del mundo. Existen varios en internet: Time and Data Clock, Every Time Zone, y World Time Buddy.
  • · Sala de Chat/IRC: puede ser formal como Campfire o simplemente una sala de chat de Skype. Si tienes un equipo con el que trabajar, es importante.
  • · Seguimiento de errores: esto tendrá su propia sección.

Para planear reuniones es importante confirmar en ambas zonas horarias si las hubiera. Y cuando recibes una invitación, siempre debes calcular para estar seguro que confirmas a la misma hora. Si la reunión involucra a muchas personas en diferentes zonas horarias, es importante establecer la hora UTC o GMT, desde que todos sabe la diferencia desde UTC o GMT, esto ayuda a saber que todos están sincronizados.

La Guía del Principiante para Trabajar desde Casa – Parte 1: Configuración de la Oficina

La Guía del Principiante para Trabajar desde Casa

Parte 2: Herramientas de Software
Parte 3: Mejores Prácticas – Seguimiento de Errores
Parte 4: Mejores Prácticas: Comunicación del Equipo
Parte 5: Recomendaciones y Conclusión

Empezar un nuevo proyecto, contrato o trabajo independiente, puede ser un poco intimidante si tú estás acostumbrado a ir a la oficina día tras día. Pero este tipo de empleo está creciendo en popularidad, mientras que algunas empresas están apostando por esta forma de trabajo.
Como desarrollador, he trabajado remotamente por años, en varios proyectos de distinta escala y duración. En este artículo, voy a enumerar alguna de las mejores prácticas que han resultado de trabajar en una variedad de situaciones. Los consejos van desde recomendaciones para software y hardware, a consejos sobre cómo cumplir con las fechas límites.

Parte 1: Configuración de la Oficina

Nunca es suficiente considerar la importancia de tener tu “oficina” bien configurada. Te hará más productivo y verte más profesional. Por ejemplo, unos audífonos sería crucial para evitar el eco durante las llamadas por internet. Pequeñas cosas como esa contribuyen mucho cuando uno trabaja remotamente.
A continuación una lista de herramientas “casi” esenciales para trabajar desde casa:

  • Audífonos: recomiendo audífonos cableados ya que no hay riesgo de quedarse sin batería en un momento importante. Estarás utilizándolos mucho, de modo que hay que comprar uno cómodo.
  • Un lugar tranquilo para pensar: idealmente, uno con una puerta para “encerrarse”, especialmente si tienes familia.
  • Una conexión estable de internet y una buena conexión de respaldo. Por ejemplo, tengo acceso a una línea ADSL y también a una conexión móvil, si en algún momento falla la principal. Si no puedes leer los correos o tus llamadas de Skype se cortan, podrías ser considerado por confiable y menos profesional a los ojos de los demás.
  • Skype: bueno para llamadas en conferencia, mensajería instantánea con clientes, o incluso para crear salas de chat.
  • Skype Out: nos permite hacer llamadas de teléfono a tus contactos de Skype. Es algo sorprendente, especialmente en los momentos en que estás lejos de tu computadora y (no has calculado bien los tiempos, el cliente tiene una emergencia, etc.).
  • Jarra eléctrica: a veces uno quiere tomar una taza de café pero no quieres salir de tu zona para conseguirlo.
  • Agua: para el café, para beber. Para largas sesiones de codificación o largas llamadas en conferencia.

Algunas pueden parecer obvios, pero puede sorprenderte cuantos trabajadores remotos no cumplen con la mayoría. Necesitamos un espacio tranquilo para pensar, sin interrupciones. Trabajar en tu sofá no es probablemente una buena solución a largo plazo.

Lecciones Que Aprendí Trabajando Por Mi Cuenta

lecciones trabajador independiente

Ahorrar tanto Dinero como Puedas

Quedarse sin dinero, es el estrés máximo. Y es el último tipo de problema que quieres tener cuando estás dando todo de ti. Debilita tu creatividad y te fuerza a realizar decisiones rápidas. Puedes tener ahorros, que sirven de calmante, pero de todas maneras te dan ataques de pánico frecuentemente.

¿Cuánto ahorro es suficiente? Piensa en un número que consideras necesario y duplícalo. Una vez que has doblado esa cantidad, triplícalo. Hay gastos incontables que vienen de ningún lado cuando empiezas algún proyecto, así que nunca es poco ahorrar.

Contrata un Abogado y un Contador

Establecer un negocio puede ser confuso. En cualquier país, y peor aún en el Perú, hay cosas que intencionalmente previene que cualquier pueda crear un negocio. Por eso es importante elegir un abogado, que nos asesore sobre el tipo de empresa que hay que formar.

Luego está la contabilidad. El dinero que gastes en un buen contador es la mejor inversión que hagas.

Renta una Oficina Compartida

Alquilar una oficina compartida tiene muchos beneficios: disminuye el costo de alquiler o el tiempo para trasladarse, y por cierto, es difícil alquilar por tu propia cuenta.

Estar en una oficina o espacio separado te quita un estrés adicional. Esa separación del hogar ayuda a tu salud.

La inspiración está donde sea, mejor aún en una oficina compartida. Ver a otros trabajando duro te inspira a trabajar más duro. Ver a otros enviar sorprendentes productos te hace querer hacer lo mismo.

Haz Conocida tu Disponibilidad

Puede sonar todo, pero es importante hacer saber a los demás que estás buscando ocuparte con más trabajos. Puedes perder varias oportunidades si las personas asumen que estás ocupado para hacer el trabajo. Es fácil que los otros imaginen. Puedes tener una gran red de contactos, pero si sólo te ven trabajando, creerán que estás muy ocupado.

Por otro lado, no esperes que alguien se te acerque. Llega a ellos con los que quieres trabajar. Envíales una nota diciendo que estás disponible e interesado en trabajar con ellos.

Conoce tus límites

Recuerda esto: “hay un mañana”. No puedes trabajar todo el tiempo, sin descansar ni superar los límites que tiene tu cuerpo. Y tu cuerpo empezará a protestar si te excedes. Las fechas límite existen y vienen y van, y si somos responsables vamos a cumplir con ellas sin necesidad de presionarnos hasta literalmente enfermarnos.

Sigue con lo que haces

Trabajar independientemente es algo que te hace sentir más fuerte y más independiente que lo que nunca puedes sentir trabajando para otros. Cada proyecto es un reto y te da una sensación real de propiedad. Cada día termina con una gran excitación por el siguiente. ¿Este tipo de trabajo es para todos? No, pero si te gusta, sigue haciéndolo.

Paco Yunque: La Película [Vídeo]

Paco Yunque es el título de un relato corto de tipo infantil, del escritor y poeta peruano César Vallejo. Es el cuento más conocido de dicho autor. Es también el nombre del protagonista infantil del relato, convertido en una de las figuras emblemáticas de la literatura peruana.

No hay peruano que no haya leído este cuento en la escuela, ahora que mi hija ha recibido como trabajo hacer un análisis de este cuento, me puse a buscar información sobre el cuento para ayudarle y me di con la sorpresa que alguien había filmado un cortometraje basado en el cuento y que estaba en Youtube.

A continuación los 3 vídeos que forman parte de la película Paco Yunque.

Como Empezar Tu Día Laboral Con el Pie Derecho

Nuestras mañanas tienden a establecer el resto del día. Si empezamos mal puede iniciar un efecto dominó que nos lanzará a través del día hasta que nos acostemos en la noche. Por otro lado, iniciando con una intención y un plan puede desencadenar en un día mucho mejor y más productivo.empleo

A continuación veamos unas cuantas formas de iniciar el día laboral con buen pie:

Despertar temprano: cuando dejas poco tiempo para tomar una ducha rápida antes que salgas por la puerta, las probabilidades de llegar tarde o perderte algo importante son muy altas.

En vez de eso, trata de despertarte lo suficientemente temprano para que tengas tiempo de estar preparado, tomar tu desayuno, y prepararte mentalmente para el día. Si te sientes particularmente ambicioso, trata de realizar alguna rutina de ejercicios.

Diversos estudios científicos muestran que hacer ejercicio antes del desayuno tiende a proporcionarte más energía, comer mejor, y tener un buen humor el resto del día.

Si los ejercicios no son tu tema, trata de destinar al menos 15 minutos en la mañana para una práctica de meditación. La mayoría de las personas encuentran que su mente está más tranquila a esa hora y el simple acto de sentarse en silencio puede activar un marco de pensamiento meditativo para el resto del día.

Utiliza el tiempo que toma ir a tu trabajo o casa efectivamente: Sentarse mientras esperas que la luz del semáforo cambie, puede tomar dos caminos: que te molestes e impacientes por la demora o que lo tomes como una oportunidad de descanso y relajación antes de empezar tus tareas del día. Yo iría por la segunda.

Puedes escuchar la radio, leer un libro o ver escuchar una grabación. Si tu apuestas por el silencio, tomate el tiempo para reconectarte a tu meditación y fijar las intenciones que tienes para el día.

Las intenciones pueden ser simples: “intento tener un día productivo que fluya fácilmente de una tarea a la siguiente”.

Todo es acerca de tener claro lo que quieres y establecer la escena para que suceda.

Ten un plan de ataque: la productividad siempre es precedida por un plan. No tienes que incluir cada detalle del día, pero teniendo una vista general de lo que necesitas hacer y el orden para hacerlo, puede ser extremadamente útil.

Empieza con la tarea más importante (o más temible). De esa forma, a pesar que no hagas nada más durante el día, sabrás que la tarea más importante ya ha sido completada.

Date una cantidad asignada de tiempo para el trabajo y las pausas.

Los estudios muestran que mientras menos tiempo te des para completar una tarea, más efectivo eres en terminarla – toma menos tiempo y tu trabajo tiende a ser de mayor calidad. ¿Extraño, cierto?

Come bien: ser productivo y permanecer en las tareas por un día de trabajo, toma energía y la energía la obtienes mediante la comida – entonces tienes que tener cuidado en lo que comes, si deseas completar tu tarea.

Entonces, ¿qué implica esto? Un desayuno que te mantendrá satisfecho y lleno al tiempo que te ofrece la tan necesaria energía que te impulsará.

Incluye granos enteros, proteínas, lácteos y frutas y verduras si es posible y evita los azúcares artificiales que harán que tu energía caiga en picado antes de la hora del almuerzo.

¿Aún no estás convencido de que tendrás tiempo suficiente para desayunar antes de salir por la puerta? A continuación, busca alternativas que puedes llevar con usted – hacer un batido de la noche anterior, o barras de pasteles de desayuno en el fin de semana que puedes llevar con usted a lo largo de la semana.

Finge hasta que lo consigas: Si, a pesar de tus mejores intenciones, tu jornada de trabajo comienza en los vertederos, falsifícala hasta que lo consigas.

Tómate cinco minutos para crear una lista de gratitud. Sonríete a ti mismo en el espejo por un buen momento. Permítete dos minutos para quejarte a un amigo.

A continuación, borrar y cuenta nueva. No sigas el refrito de los acontecimientos del día para cualquier persona que va a escuchar – sólo te mantendrá atrapado en un lugar de frustración y malestar.

¿Qué es lo que haces para comenzar tu día con el pie derecho?

Trabajar en Casa: Lo Bueno, Lo Malo y Lo Feo

imageEn este blog podemos tratar de cualquier tema inimaginable y es que no nos fijamos limites ni restricciones en cuanto a temas, excepto esos que por conveniencia nuestra dejamos de lado. Es broma.

Pero bueno, algo que siempre le ha interesado al Sistémico en Apuros es ganar dinero y una forma de hacerlo es trabajar desde casa.

Veamos que hay de bueno en trabajar desde casa, pero también lo malo, y lo feo.

Lo bueno:

Tienes mucha libertad: desde elegir cuanto tiempo trabajas, hasta el lugar donde lo harás, amueblándolo y decorándolo como te parezca. Y no tienes que pedirle permiso a nadie.

Eliges tu horario: y aunque es tu decisión, tienes que hacerlo para que distribuyas tu tiempo entre el trabajo y la familia. Sin dedicar el suficiente tiempo a cada una, estás destinado a fracasar en ambas.

Ahorras en transporte: no tienes que ir a la oficina, así que no gastas en pasaje o en gasolina si tienes tu propio auto.

Gastas menos en comida y comes sano: entre refrigerios o comidas por las reuniones, tu bolsillo se quedaría vacío, además que no siempre encontrarás algo saludable para comer o beber.

Ahorras en ropa: no tienes que gastar en ropa, zapatos o accesorios para la oficina.

Evitas estresarte: no tienes que pasar tiempo en el tráfico, no hay un jefe mirando cada cosa que haces o dándote tareas inútiles.

Eres más productivo: ya no trabajas para cumplir un horario, sino para lograr los objetivos que te trazaste, entonces vas a hacer más, durante tu dia de trabajo.

Puedes mover tu oficina: si trabajas con una laptop, no necesitas fijarte a un sólo lugar para trabajar.

Atiendes cosas de la casa: mientras trabajas puedes ir chequeando al gasfitero o a quien hace el aseo.

Mejora tu relación familiar: puedes ir a eventos importantes desde reuniones en la escuela, las actuaciones de tus hijos, acompañar a alguien a una cita médica, etc. Y todo eso a que tiene tu tiempo mejor distribuido y no tienes que cumplir un horario de entrada y salida.

Lo malo:

Tienes que pagar las cuentas y gastos: ahora eres el jefe y dueño del negocio. Tienes que pagar electricidad, papelería, teléfono, celular, internet, y cualquier gasto que se genere con tu mismo sueldo.

Puedes ser poco productivo: si no te exiges a ti mismo, y respetar un horario de trabajo que tu mismo estableciste, vas a generar un caos de esos. Y no sólo laboralmente, sino también familiar.

Las horas laborales se alargan: con el trabajo en casa, es fácil estar todo el día “trabajando” y descuidando a la familia y las cosas de la casa.

Los ingresos pueden ser menores: si bien trabajar en casa puede ser liberador, te fuerza a trabajar más para mantener un nivel de ingresos decente.

Lo feo:

Te puedes volver antisocial: trabajar solo, hablar por celular o por email, poca interacción social, etc. Te puede volver un antisocial a pesar tuyo. Recuerda, lo que no se usa, se empieza a desechar. Igual pasa con las habilidades sociales.

Pasas varios días desaliñado: ya que estás trabajando en casa, es fácil caer en la costumbre de trabajar en pijama, y no arreglarte.

Descuidas tu salud: tienes al refrigerador al lado, y sin nadie que te ponga horarios en el refrigerio. Cuidado, podrías terminar tan gordo como un luchador de sumo.

No respetan tu trabajo: si tu familia o amigos no entienden que trabajar en casa sigue siendo trabajo, puedes estar siendo interrumpido constantemente.

Mas Salud Si Trabajas Para Ti Mismo

image

Probablemente una consecuencia desconocida de trabajar para uno mismo, es tener más salud. Mucha gente que trabaja para otros no lo puede entender, ya que hay que vivirlo. A pesar que siempre puedes leer que es mejor trabajar para uno mismo nos conviene económicamente, no es el único campo en el que vas a tener mejoras.

Aquí listo tres beneficios en tu salud cuando trabajes para ti mismo:

1. Duermes mejor

Si eres como la mayoría de personas que trabajan para otros, no duermes  bien. Muchos factores contribuyen entre ellos la misma presión de los jefes, la exigencia de que trabajes más horas por el mismo sueldo, llamadas de la oficina en la madrugada. La privación de sueño es uno de los más grandes problemas que puede tener una persona, muchos trabajadores terminan bebiendo varias tazas de café en la mañana para mantenerse despiertos, y sin duda afectan su salud de muchas formas al hacer eso, aumentando su nerviosismo. ¿Pasa lo mismo cuando trabajas para ti mismo? no, porque no tienes que ajustarte a un horario fijo, al que tienes que ir si o si, puedes quedarte hasta tarde y levantarte temprano, pero dormir una siesta a media mañana o en la tarde, sin que ningún jefe te reclame por llegar tarde. Tu sabes lo que tu cuerpo pide, y si pide unos minutos de sueño, le vas a dar. Claro que hay que poner uno mismo los limites.

2. Ejercicio

La mayor parte de la gente que trabaja en una oficina gana peso en el primer año de trabajo, y esa ganancia de peso va aumentando con el tiempo. Eso se debe al estrés que sufren en el trabajo, agregado a la falta total de ejercicio. Recuerdo haber llegado a casa después de un terrible día en el trabajo, donde también estuve un poco soñoliento, y de ninguna manera quería hacer ejercicio. Era lo último que haría en ese día, y claro, no lo hice. Ahora que trabajo por mi mismo hago ejercicio todos los días, caminando al menos 30 minutos diarios. Y otra ventaja es que si tienes una suscripción al gimnasio, vas a tener el gimnasio para ti solo prácticamente, ya que la “multitud” se aglomera en las horas en que los empleados salen de sus oficinas.

3. Comer bien

Y por comer bien no me refiero a rellenar tu estomago de todo lo que encuentres. Me refiero a que comes a tus horas, no tienes que prácticamente devorar el desayuno para no llegar tarde a la oficina, o no tienes que responder llamadas en medio de una cena familiar. Y lo mejor es que si te da hambre, puedes comer algo saludable en tu casa, y no salir a comprar comida chatarra y comerla apresuradamente para que tu jefe no te vea. Además del hecho que puedes comer entre comidas, una práctica recomendada por nutricionistas para mejorar tu salud y bajar de peso, aparte del beneficio de que no te da sueño después de almorzar. Desde que tienes tiempo incluso para cocinar tu propia comida o ayudar en la cocina, a la vez que ahorras, comes saludablemente y no tienes ningún apuro en comer.

Esto claramente es una opinión personal y si tienes alguna opinión sobre esto puedes dejar un comentario.

8 Pasos Para Trabajar En Casa Sin Perder el Foco

image¿Tu casa es tu oficina? Aquí 8 pasos para no perder el foco y no olvidarte que estás trabajando:

1. Planea el día, la noche anterior

Cualquier cosa que vayas a hacer al día siguiente, ya debes tener al menos un esquema de lo que vas a hacer. Puedes prepararte mejor teniendo cosas que necesites para el día siguiente, como por ejemplo, una mochila, planchar ropa, etc.

2. Utiliza pantalones

¿Pantalones? Si vives sólo puedes llegar al extremo de pensar que no necesitas ropa cuando trabajas en casa. O al menos no la ropa con la que saldrías a la calle. Los pijamas son para dormir, no para trabajar. Si vas a sentarte a la computadora o al escritorio, cámbiate como si fueras a una oficina, te sentirás más dispuesto a trabajar.

3. No olvides desayunar

Al igual que el paso 2, a algunos les parece que ponerse ropa y desayunar les quita tiempo precioso para lograr sus metas. El desayuno es muy importante para mantenernos bien alimentados y evitar comer cosas que nos engordan luego. Quince minutos no te roban mucho tiempo.

4. Organiza tus tareas

Cuando tus tareas no están organizadas, el caos se apodera de tu vida. Es muy difícil enfocarse cuando hay tantas cosas en la cabeza mezclándose sin cesar. Utiliza Google Calendar, Evernote, mapas mentales, incluso un simple editor de texto.

5. Ten a mano un cronómetro

De modo que si ya has organizado tus tareas, puedes programar el tiempo que te tome desarrollarlas, para eso tienes que tener una forma de medir el tiempo.

6. Programa pequeños descansos

Para evitar alejarte de tu familia durante el trabajo (ya que por eso estás trabajando en casa, caso contrario estarías en la oficina), tomate un pequeño descanso. Algo que te saque de la monotonía, como lavar algo de ropa, lavar los platos, cuidar de los niños, etc.

7. Programa un descanso de “medio tiempo”

Se puede intentar dividir el dia de trabajo en dos mitades, entre las cuales tienes un descanso “mayor”.

8. Limita tu tiempo navegando en internet

¿No lo puedes negar verdad? Si estás en internet Facebook, Twitter, Messenger, y otras web muy interesantes absorberán tu tiempo sin piedad.