7 Pasos para Pagar Tus Tarjetas de Crédito – Paso 2: Conseguir un Socio para llevar las Cuentas

Si has seguido el paso 1, entonces ¡felicidades por admitir que estás endeudado! y ¡bienvenido al siguiente paso: encontrar un socio para llevar las cuentas!

Conseguir un socio para llevar las cuentas es probablemente el paso más importante en este plan de 7 pasos para pagar tus tarjetas de crédito. Completar este paso es una parte integral del plan ya que si no encuentras un socio, tus oportunidades de éxito con este plan se van a reducir enormemente. Los beneficios sicológicos que recibes de tener un socio son algo complicados de explicar, pero algunos de ellos son cosas como:

  • tener a alguien con quien compartir tus planes, metas y sueños
  • tener a alguien a quien decirle lo que vas a hacer
  • tener a alguien que te alienta y te motiva cuando lo necesitas
  • tener a alguien a quien le importa y se decepciona si tu “abandonas” este plan
  • tener a alguien que te llamará la atención si tratas de excusarte
  • tener a alguien que te criticará cuando te salgas del camino trazado y hagas algo mal
  • tener a alguien que te felicitará cuando logres una meta o un paso del plan

¿Quién debería ser tu Socio de Cuentas?

Tu socio debe ser alguien que está dispuesto a hacer todas las cosas que hemos listado más arriba. Debería ser alguien accesible y con el que puedas comunicarte, de alguna forma, sobre una base regular. No es necesario que sea alguien que conozcas personalmente. Una persona con los mismos intereses es perfectamente capaz de hacer cada cosa que necesita hacer un socio de cuentas.

Puede ser que prefieras asociarte con alguien cercano y con quien puedas hablar en persona. Puede ser tu esposa, padre, madre, amigo, o hijo. Alguien del trabajo tal vez.

También puede ser que no quieras compartir el problema económico con alguna de esas personas, y quieres hacerlo de forma anónima. No debe ser difícil encontrar en el internet a alguien con el mismo problema y entre ambos se apoyen.

Pero tu socio no tiene que ser necesariamente alguien que tenga una deuda similar a la tuya con tarjetas de crédito. Puede ser alguien que ya se ha liberado de las deudas, o que nunca haya tenido una deuda con tarjetas de crédito. Si es así, sería bastante útil e informativo conocer a personas que no estén endeudadas ya que nos motivarían.

En muchos casos, tu socio tendrá una deuda con tarjetas de crédito. Entonces aliéntalo a visitar esta página para que también pueda seguir este plan de 7 pasos que estamos desarrollando. Podrían trabajar el plan juntos. Este sería el mejor escenario, dos personas con mentalidad similar y con un problema similar para trabajar el plan y cada uno ser el socio que lleve las cuentas del otro.

¿Cómo me comunicaré con mi socio?

Si es posible, es muy recomendable intercambiar email con tu socio. Es la forma más fácil  y también la mejor para comunicarse y mantener registrado cada cosa, de modo que puedas referirte después a esa información cuando sea necesaria. Es aceptable hablar en persona, por el teléfono o chateando. Pero sería excelente utilizar el email en adición a esas opciones.

Deberías comunicarte con tu socio en base a una agenda. Una vez por semana, o cada dos semanas. Pero al menos debe ser una vez al mes. Sea lo que sea que decidan, ponlo en tu agenda o calendario. No debes olvidarte. Y tu socio debe hacer lo mismo.

¿Sobre que hablo con mi socio?

Tu comunicación inicial con tu socio puede incluir cosas introductorias como tu nombres, situación familiar, de donde eres, como te ganas la vida, tus intereses, aficiones, etc. Después de eso, cuéntale sobre tu deuda, el monto total de lo que debes con tus tarjetas de crédito. Explica como te metiste en ese problema y luego indícale tus objetivos y sueños cuando salgas de ese lío.

Planea algún tipo de recompensa para ti mismo después de haber pagado tu última tarjeta de crédito. Puede ser unas vacaciones o una salida de fin de semana. Puede ser joyería, o un gadget electrónico o algún “juguete” que te gustaría tener. Lo que sea, promételo regalártelo cuando pagues el último centavo de tu deuda con las tarjetas de crédito. Comparte ese sueño con tu socio, de modo que lo utilice como una motivación posteriormente.

Todo esto ayudará a tu socio a entender mejor como iniciaste y a dónde quieres llegar. La comunicación con tu socio luego de esto debería ser sobre tus objetivos. Objetivos a largo plazo para pagar tus deudas con tarjetas de crédito, también como metas a corto plazo, todos esos suman para lograr el objetivo final. No te preocupes por esos objetivos, vamos a trabajar sobre ellos pronto. Sólo recuerda que los objetivos que establezcamos necesitan ser específicos y necesitas compartirlos con tu socio de cuentas durante las comunicaciones programadas.

¡De eso se trata el paso 2! Si tomas iniciativa y completas este paso, será que estás tomando este plan en serio y ya vas en el camino correcto para pagar tus tarjetas de crédito. No hay duda que tendrás éxito con la ayuda de tu socio de cuentas. En el paso 3, aprenderemos porque deberías sentirte molesto, furioso, con tu deuda de tarjetas de crédito y te mostraré como utilizar esa rabia como motivación.

7 Pasos para Pagar Tus Tarjetas de Crédito – Paso 1: Identificar y Admitir el Problema

tarjeta-deudas

Una de las peores cosas que puedes hacerte a ti mismo es tomar una o todas tus tarjetas de crédito y empezar a endeudarte como si no hubiera mañana. Muchos pensarán que ellos no lo hacen así, pero en realidad cada mes hacen una o dos compras, un retiro de efectivo y poco a poco están enterrándose en deudas increíblemente difíciles de pagar. El problema es que creemos ciertas cosas sobre las tarjetas de crédito que no son verdad.

Este blog se llama el Sistémico en Apuros, porque también estoy en un apuro para pagar mis tarjetas, consecuencia de no haber utilizando inteligentemente las tarjetas. Aprendí la lección a la mala, pero estoy aprendiendo y dándome cuenta en que cosas me he equivocado. Por eso voy a seguir un plan de 7 pasos para poder cancelar la deuda que tengo con tarjetas de crédito. Debido a que ya he ido con un proceso de “no crédito” he podido disminuir mi deuda a un 50-60% lo cual me pone en la recta final, y espero que ustedes pronto estén en esa recta final.

Los siguientes son los pasos a llevar:

Como primer paso para poder pagar la deuda con las tarjetas de crédito he elegido un paso sencillo pero determinante: Reconocer que estamos endeudados.

¿Porqué necesitamos admitir que estamos endeudados?

Es que estamos admitiendo que tenemos un problema. Al igual que una persona que acuda a Alcohólicos Anónimos que debe reconocer que no puede controlar su ingesta de alcohol, debemos pararnos y admitir que estamos endeudados hasta el copete y que en vez de disminuir nuestra deuda, la estamos engordando cada vez más.

Si no reconoces que estás endeudado, no debería seguir leyendo, esto es para quienes nos damos cuenta que debemos más de lo que ganamos, y que queremos resolver ese problema. Si no tienes ese problema o crees que puedes manejarlo, por favor aquí hay otros artículos más divertidos en este blog. En realidad estar muy endeudado es una realidad para muchos y si eres uno de esos que han perdido el control de su vida, debes saber que hay esperanza y que estamos aquí para ayudarte de alguna manera (lo siento, no puedo prestarte dinero). Si admites tu problema, estás dispuesto a reconocer frente a otros que necesitas ayuda y aliento.

Uno de los pasos más grandes para deshacernos de una adicción o lograr un objetivo es llevar la cuenta de nuestros actos. Es establecer el objetivo a lograr, es admitir el problema. En tu caso, en mi caso, tenemos el mismo objetivo, pagar todas esas estúpidas tarjetas de crédito. Sé que mi realidad es diferente de la tuya, tenemos problemas diferentes, pero tenemos un punto inicial a seguir: admitir nuestros problemas y admitir que queremos resolverlos. Puede ser que tengas una deuda pequeña con una tarjeta de crédito, mientras que otro esté aplastado literalmente por una montaña de deuda. Alguno por ahí sólo tendrá una única tarjeta de crédito, mientras que otros como yo tenga más de dos. Uno de ustedes podría tener un problema de no poder dejar de comprar con las tarjetas de crédito, mientras que tú podrías necesitarlas para poder sobrevivir. Cada uno tiene una situación diferente, y este es el paso donde identificaremos nuestro propio y único problema. Lo que debemos hacer es admitir que tenemos deuda y admitirlo en algún lado.

¿Cómo y dónde admitir tu problema?

Puedes admitirlo privada o públicamente, de forma anónima o totalmente abierta. Eso depende de ti. Sin embargo, lo importante es admitir el problema ante otro ser humano. Puedes hacer este paso tan simple o tan complicado como quieras. Si quieres hacerlo de forma simple, un ejemplo podría ser:

Hola. Mi nombre es Mateo y tengo una deuda de 2000 dólares en tarjetas de crédito. Estoy dispuesto y decidido a pagar esa deuda.

Si deseas admitir tu problema en privado, y sólo lo vas a admitir ante una persona cercana a ti, aquí tengo unas ideas:

  • Escríbelo y ponlo por ejemplo en la puerta del refrigerador.
  • Admite verbalmente tu problema ante alguien e informarle que estás seriamente decidido a arreglarlo.
  • Envíale un email a alguien y cuéntale tu problema. Cuéntale que estás siguiendo un plan para poder solucionarlo.
  • Utiliza notas post-it para escribir sobre tu problema y dejarlas prendidas en el baño o en el auto.

Si quieres hacerlo público, tengo otras ideas y opciones para ti. Esto puede ser realizado anónimamente o con tu nombre, como quieras:

  • Crea un tema en un foro. Es algo fácil de firmar. Que el asunto sea algo como “Soy Mateo” y escribe el contenido admitiendo tu problema y tu intención de resolverlo. Puedes compartir ese tema en Facebook, Twitter o Google+.
  • Haz la misma cosa en una comunidad de Google+. En estas redes sociales es fácil unirse a y compartir una conversación.
  • Si tienes tu propio blog o sitio web, admite tu problema publicando en él. Dile a tus lectores que estás empezando este plan y comparte el enlace, si lo deseas, de modo que ellos puedan empezar también.
  • Si eres un escritor o blogger, considera enviar un artículo sobre el tema a mi blog (envía un correo a ikanus.web@gmail.com). Puedes admitir el problema e incluso indicar la historia de fondo, incluyendo tus esperanzas, objetivos y deseos al empezar este plan.
  • Admite tu problema en tu red social favorita e incluye un enlace a http://www.ikanus.com (copia y pega si lo deseas) de modo que tus amigos empiecen también.

¡Esto es el paso 1! Ya has tomado el primer paso y ahora estás en camino de pagar esas estúpidas tarjetas de crédito que te tienen esclavizado. En el paso 2, aprenderemos como conseguir un socio para llevar las cuentas, lo cual es probablemente el paso más importante para llegar a pagar nuestra deuda de tarjetas de crédito.

¿Puedo Pagar Mi Tarjeta de Crédito con Otra Tarjeta de Crédito?

tarjeta_creditoEstaba preguntándome … ¿puedo pagar mi tarjeta de crédito con otra tarjeta de crédito? Según lo que he leído la respuesta podría ser SI. Pero hay dos partes en la respuesta para contestar esa pregunta, porque la pregunta puede ser concebida de forma diferente. Tal vez si tu te has hecho esa pregunta, tal vez estás preocupado si puedes hacer un único pago a tu tarjeta de crédito utilizando otra tarjeta de crédito. Otra persona puede estar preguntándose si pueden pagar por completo la deuda de su tarjeta de crédito con otra tarjeta de crédito. Lo bueno es que hay opciones y estrategias para hacer una o ambas cosas. Es mejor decidir cual es la mejor opción para uno mismo y tomar acción a partir de esa decisión, recuerda que hay varios mitos y leyendas sobre las tarjetas de crédito. Como estoy personalmente interesado en este tema, vamos a estudiar las opciones que hay.

¿Puedo Pagar una Cuota de mi Tarjeta de Crédito con otra Tarjeta de Crédito?

[adsense]

Si! Puedes pagar tu cuota de tu tarjeta de crédito con otra tarjeta de crédito. Pero, esta opción no siempre está disponible o es fácil de hacer. Tienes que ser creativo, y cuidarte de cualquier comisión potencial que puede cobrarte el banco cuando utilices tu tarjeta de crédito. ¿A qué me refiero con ser creativo?

Piensa. Cuando miras en tus opciones de pago en tu estado de cuenta de tu tarjeta de crédito, no ves que hay una opción de pagar con otra tarjeta de crédito. ¿Qué banco o tienda que da una tarjeta de crédito va a querer eso? Ellos prefieren que tengas la mayor deuda posible en tu tarjeta de crédito para que termines pagándoles más intereses. ¿Entonces cómo podemos pagar una cuota de tu tarjeta de crédito con otra tarjeta de crédito?

  • Disposición de Efectivo. Hay varias formas diferentes de acceder a efectivo de una de tus cuentas de tus tarjetas de crédito, efectivo que puedes utilizar para hacer un pago en otra tarjeta de crédito. Es posible que tengas cheques que te hayan dado en el banco, cheques a cuenta de la tarjeta de crédito. Si tu tarjeta de crédito es del mismo banco que tu cuenta de cheques, puedes fácilmente transferir fondos por internet. En muchos casos, puedes transferir fondos desde una cuenta de tu tarjeta de crédito directamente a una cuenta de otro banco, sea por teléfono o por internet. Todas esas opciones puedes considerarlas como disposición de efectivo y en muchos casos tienen tasas y comisiones asociadas con una tasa de interés bastante alto. Revisa en el sitio web de tu banco antes que intentes esta opción (y recuerda que ese dinero también vas a tener que pagarlo en el futuro inmediato).

tarjetas_de_creditoHay una opción con una cuenta en Paypal pero que funciona en países donde es permitido realizar movimientos de dinero entre cuentas bancarias con Paypal. Puedes enviar dinero a tu cuenta de Paypal desde tu tarjeta de crédito, luego realizar un depósito electrónico para poder pagar la otra tarjeta de crédito.

Pagar una tarjeta de crédito con otra tarjeta de crédito puede sonar como algo muy estúpido, pero para la realidad de ciertas personas, no hay otra opción.

¿Puedo pagar toda la deuda de mi tarjeta de crédito con otra tarjeta de crédito?

[adsense]

¡Si! Esto es conocido como una operación de compra de deuda y puede ser beneficioso dependiendo del contrato que se firme. También puede ser una trampa para un usuario de tarjeta de crédito que sea descuidado o irresponsable. Si utilizas una nueva tarjeta de crédito para pagar por completo la deuda de otra tarjeta de crédito, pero no cancelas ni cierras esta tarjeta – podrías terminar rompiendo el equilibrio de deuda de tu vieja tarjeta de crédito y terminar con grandes deudas en dos diferentes tarjetas de crédito, es decir pagando mucho a fin de mes. Por esa razón, muchos recomiendan evitar estas operaciones de compras de deuda.

Podemos estar desesperados por pagar tu deuda, pero recuerda que si pagas una tarjeta con otra, sólo estás moviendo tu deuda de un banco a otro.

Pero la mayoría de personas que consideran esta opción están en una de las siguientes dos situaciones:

  1. El presupuesto del hogar está estirándose al máximo y la única opción de financiamiento es otra tarjeta de crédito.
  2. Han obtenido una nueva tarjeta de crédito con una tasa de interés menor a la original.

En la primera situación, mi consejo es sentarse a elaborar un presupuesto más adecuado a tu realidad económica, y trazar un plan para escapar de esta deuda trampa. En la segunda situación, hay circunstancias donde una compra de deuda podría ser deseable, pero los usuarios deben ser cuidadosos en estos casos, ya que las tasas de intereses podrían aumentar desmesuradamente.


Pagar tu tarjeta de crédito con otra tarjeta de crédito es siempre una aventura peligrosa, incluso si no estás en problemas financieros y sólo buscas el mejor trato. Si quieres saber como pagar tu tarjeta de crédito con otra, veamos a continuación como hacerlo sin salir dañado.

  • Pregunta sobre las comisiones. Si una nueva tarjeta de crédito es ofrecida junto con una compra de deuda libre de comisiones, asegúrate que la otra no te cargue una comisión. El banco original podría cargarte intereses si transfieres la deuda, y puede intentar cobrar demasiado.
  • Pregunta sobre el cronograma de pagos. Incluso si tu crédito es perfecto, una transferencia de fondos es sólo buena por un tiempo limitado – usualmente entre 6 a 18 meses. Después de eso, vas a terminar pagando un interés igual o mayor que la deuda que tenías antes.
  • Mira la tasa de deuda/crédito. Tu nivel crediticio está basado en una variedad de factores, incluyendo tu deuda a crédito disponible en cada tarjeta. Si la compra de deuda consume el 50% o más de tu crédito disponible en la nueva tarjeta, tu nivel crediticio puede ser afectado. Mientras más alto sea el ratio, más probable es que tu nivel crediticio baje.

En cualquier caso, si se realiza la compra de deuda, hay que cancelar toda la deuda, y cancelar tu tarjeta. Si hay alguna promoción de 0 intereses, nunca pagues tarde, eso podría anular dicha promoción. Lee atentamente el contrato que vayas a firmar, y revisa las condiciones, en la antigua y en la nueva tarjeta. Y espero que tu deuda desaparezca dentro de poco.

DEUDAS-TARJETA-CREDITO

5 Mitos Sobre las Tarjetas de Crédito

mitos sobre las tarjetas de creditoSi uno pasa unas horas en un centro comercial o en un banco, llegas a la conclusión que las personas tienen conceptos equivocados sobre las tarjetas de crédito. Y mientras algunos de esos conceptos pueden ser aclarados si la gente leyera la letra pequeña de los contratos (existen intereses por pagos retrasados, comisiones por pago adelantado y otros criterios, reseñados en el contrato que firmas por la tarjeta de crédito), hay otros conceptos que me gustaría explicarte. No caigas víctima de la pesadilla de las tarjetas de crédito, por experiencia propia:

Mito 1: Pagar el mínimo mensual es suficiente.

Esto sólo es verdad si quieres pasar el resto de tu vida pagando la tarjeta de crédito, y nunca llegar a estar cerca de pagar por completo tu deuda. Supongamos que compras un par de zapatos de $100 y lo pagas con una tarjeta de crédito. Si sólo pagas el mínimo, esos zapatos terminaran costándote 2, 3 o 4 veces el precio original. Podrías estar pagando el equivalente a un refrigerador. ¿Duele? Entonces intenta utilizar tu tarjeta de crédito solo para compras necesarias, y si es posible pagar todo a fin de mes. O al menos paga el doble o más del mínimo mensual.

Mito 2: El Banco no te aprobará un límite que no puedas cumplir

Mal, mal, mal. Es tan equivocado. Tanto como sigas utilizando tu tarjetas, realizando tus pagos, evitando superar tu límite y construyendo tu crédito de otras formas, tu nivel crediticio continuará mejorando y el límite de tu tarjeta crecerá. El Banco estará feliz de darte más crédito, aún sabiendo que no podrás pagar por completo, sabiendo que sólo estarás pagando los interminables intereses. Es la manera en la que los bancos ganan dinero.

Mito 3: Las transacciones limitadas son ilegales.

Técnicamente una tarjeta de crédito es dinero cuando realizas una compra. ¿Entonces porque algunas tiendas tienen reglas acerca de un mínimo monto de compra a pagar con tarjeta de crédito? ¿La ley no debería prohibir eso? La respuesta a la primera pregunta es que la mayoría de tiendas y negocios emplean esa regla porque los bancos cargan un porcentaje de cada venta con tarjeta de crédito, y usualmente es algo de 2 a 4%, dependiendo de la tarjeta. Los dueños de las tiendas no quieren pagar ese porcentaje por compras demasiado pequeñas. Y ahí viene la respuesta a la segunda pregunta, lo que hacen estas tiendas es legal, nadie te puede obligar a prestar un servicio si no te favorece. Si gustas puedes ir a comprar a otro lado.

Mito 4: Las tarjetas aseguradas no son verdaderas tarjetas de crédito

Es falso. Cuando no tienes crédito o tienes poco, puedes empezar a construir tu nivel crediticio utilizando una tarjeta asegurada, ya que alguien tiene el dinero que pagaste por la tarjeta, como un seguro en caso no puedas pagar tus compras. El depósito de seguridad es generalmente por un año y luego te lo devuelven con intereses si es que has pagado regularmente. Funciona igual que otras tarjetas de crédito en la forma en que son como dinero y que ayudan a construir tu nivel crediticio.

Mito 5: Las tarjetas de crédito y las tarjetas de débito son lo mismo

No lo son. Como probablemente sepas, utilizar una tarjeta de crédito descuenta dinero directamente desde tu cuenta de ahorros y no tienes que pagar por eso a fin de mes, ni se te carga intereses por utilizarla, a menos que haya cargos del banco asociados con el uso. Lo que es triste, es que utilizar una tarjeta de débito no te ayudará a elevar tu nivel crediticio como lo haría una tarjeta de crédito. Por supuesto, incluso el mejor uso de una tarjeta de crédito te costará algo, pero la ventaja es que tu nivel crediticio aumentará.

Como Pagar Tus Tarjetas de Crédito

imageEl número 1 de los problemas financieros es la deuda “mala”. Ya ves, la deuda significa que prestaste dinero para comprar alguna cosa que no puedes comprar directamente en efectivo. Por ejemplo, comprar un auto, una casa, o capital para tu negocio. El problema reside cuando utilizas mal las facilidades financieras para comprar las cosas equivocadas.

Seguramente a los lectores frecuentes del blog les sorprenderá este tipo de entrada, cuando siempre publico sobre chicas, futbol y películas, pero, la idea es, ¿cómo vas a disfrutar de la vida (chicas, películas, futbol) si estás endeudado hasta el copete?

Es decir, tenemos que ver a las tarjetas de crédito como una herramienta financiera si es que queremos salir del hoyo, en vez de verlas como un instrumento para obtener diversión.

La Deuda “Mala” Te Hace Pobre

Las personas ricas utilizan a la deuda para comprar sus activos. Esta clase de deuda es llamada la “deuda buena” por Robert T. Kiyosaki. La gente pobre presta dinero para financiar sus vacaciones, gadgets y toda clase de posesiones que generan más gastos.

La mayor parte de las personas se genera una satisfacción instantánea con su tarjeta de crédito. Esto significativamente incrementa su gasto, lo cual es a crédito. Hazlo usualmente y te encontrarás en problemas para pagar el dinero que gastaste con tu tarjeta de crédito.

Esto es lo primero que debes entender, que si bien está bueno comprar cosas con dinero prestado, sólo si son activos.

Retrasar la gratificación: hazlo un hábito

Cuando estás profundamente hundido en una deuda, el hábito más importante que tienes que cultivar es retrasar la gratificación. Cuando tu no tienes un buen hábito, significa que tienes lo contrario, es decir una mala costumbre. Cuando tienes la mala costumbre de querer obtener una gratificación instantánea, significa que no tienes la disciplina para retrasar la gratificación.

El primer paso es sólo cultivar un nuevo hábito. Esto es, retrasar todos tus deseos y lujos. Ni siquiera lo pienses si sigues en deuda. No puedes permitirte seguir gastando dinero como si no hubiera mañana.

Corta los gastos drásticamente y consigue un ingreso extra.

Después de lograr el nuevo hábito de retrasar la gratificación, significa que no incurrirás en deuda adicional. Ahora tu necesitas encontrar dinero extra para disminuir tu deuda con la tarjeta de crédito.

Sólo hay dos formas de tener más dinero ahora. La primera es cortar tus gastos actuales drásticamente. Si tienes gastos de 500 dólares mensuales, córtalos a un número que puedas manejar. Reduce un 10%, luego otro 10%, y prueba a disminuir un poco más hasta que tus gastos estén en un número manejable.

Al momento que liquides la deuda de tus tarjetas de crédito, ya habrás construido un nuevo hábito, que es el vivir por debajo de tus ingresos.

Al mismo tiempo, un paso más allá es encontrar formas de incrementar tus ingresos, el esfuerzo siempre es necesario para ganar más dinero. Pero vale el tiempo que ocupes en hacerlo.

Con el dinero extra que logres, puedes hacer un pago extra por tu deuda, y disminuirla aún más pronto.

Reducir la deuda es todo un proceso, un cambio de hábitos y seguir la regla de oro: no gastar en cosas innecesarias.

Tarjeta de Credito: ¿Cómo Utilizarla?

1. No firmar más de lo que puedes pagar.

2. Comprar después de la fecha de corte.

3. Liquidar el total de los consumos en la fecha indicada.

El pago mínimo es la cantidad a depositar al banco para no caer en morosidad, y el pago para no generar intereses es la cantidad total de consumos realizados durante el periodo y tiene que ser liquidada en su totalidad, y se deben incluir los pagos mensuales correspondientes a promociones.

Así, los tarjetahabientes que pagan 0% de interés son aquellos que utilizan la tarjeta como medio de pago en sustitución del efectivo, y que pagan el total de los consumos realizados en el período, aprovechando los 50 días de financiamiento que otorga el banco y que se encuentran comprendidos entre la fecha de corte y la fecha de pago.

Tarjetas de Crédito: 8 Cosas que Deberias Conocer sobre Ellas


Estoy en apuros debido a una deuda con la tarjeta de crédito con un banco (uno que le gusta el color rojo…) y estoy con el objetivo de eliminar esa deuda. Pero, aquí una lista de 8 cosas que me hubieran gustado saber acerca de las tarjetas de crédito, antes de llegar a la deuda que tengo:

  1. Incluso si haces los pagos a tiempo de tu tarjeta de crédito, el banco de la tarjeta de crédito puede aumentar tu tasa de interés automaticamente si te atrasas en pagos en otra cuenta, como otra tarjeta de crédito, la cuenta del teléfono, la cuota del auto, o el alquiler de la casa, o simplemente porque el banco determino que tienes una deuda muy alta. ¿No lo crees? Lee el contrato, especialmente esas aburridas letras pequeñas.
  2. Tu historial crediticio, es una estadistica vital para muchas personas, y es compartido por todas la entidades financieras. Es utilizado para determinar cuanto se te puede prestar, cuanto puedes pagar por el seguro de vida, si puedes alquilar una casa, y como ya mencioné, es un factor determinante de la tasa de interés que pagarás por una tarjeta de crédito.
  3. No hay límite sobre la cantidad que se le carga al tarjetahabiente en caso se demore en pagar la cuota de la tarjeta de crédito, incluso si es una hora tarde. Te cobran lo que quieren.
  4. Es importante leer la letra pequeña (si, la microscopica) de tu contrato de la tarjeta de crédito.
  5. Muchas personas no le toman la atención debida a su cuenta de la tarjeta de crédito.
  6. No hay límite en la tasa de interés que una entidad de tarjetas de crédito pueda cargar.
  7. Una deuda importante en tarjetas de crédito, te pone al borde la bancarrota.
  8. Pero no temas, puedes encontrar ayuda en las Oficinas de Defensa del Consumidor.

Comenten, de su opinión acerca de esto. Nos vemos a la próxima.
Si te pareció interesante, suscribete a mi feed, también puedes suscribirte por correo. Es gratis, aunque no lo creas.

Tarjetas de Crédito Sin Utilizar son Cerradas por los Bancos


Las Tarjetas de Crédito son una herramienta importante en la economía personal, y pese a los trucos de las compañías de tarjetas de crédito, si se les da buen uso, son de gran ayuda. En ocasiones en que no contamos con efectivo, el poder hacer una compra con una tarjeta de crédito puede representar un buen salvavidas.

Pero al parecer en Estados Unidos, algunos usuarios están teniendo un problema aparentemente inesperado: sus tarjetas de crédito han sido suspendidas y luego cerradas, ya que no son utilizadas a menudo. ¿Un intento de recortar costos?

Se da el caso de una joven de 26 años, y con un buen historial crediticio, y que al no haber utilizado su tarjeta de crédito por más de un año, su cuenta ha sido suspendida y cerrada. Ella mantenía la tarjeta a pesar que no la usaba, para aumentar puntos a su buen historial crediticio. Pero sin previo aviso, su cuenta fue cerrada.

Parece que la joven fue penalizada por haber hecho la cosa correcta: no endeudarse.

Lo irónico y tremendamente injusto, es que este cierre de cuenta solo le pasa a personas que actúan inteligente y responsablemente. Hay que notar que cuando cerramos una tarjeta de crédito afecta negativamente nuestro historial crediticio y las posibilidades de obtener préstamos a futuro.

No sé si en el Perú sucede eso, pero supongo que llamando al banco o a la compañía de la tarjeta de crédito se podría revertir el cierre.

¿Cómo evitar estos cierres de tarjetas de crédito?

Hay que utilizarlas cada dos o tres meses, y cancela inmediatamente los cargos. Utilizando la tarjeta de crédito marca un tiempo adicional si es que no la utilizaramos, y tal vez evitar el riesgo de que sea cerrada.

Claro que eso en el caso que no tengamos saldos en la tarjeta, pero si los tuvieramos, debemos pagar la deuda de la tarjeta de crédito lo más rápido posible.

Get Rich Slowly

Comenten, de su opinión acerca de esto. Nos vemos a la próxima.
Si te pareció interesante, suscribete a mi feed, también puedes suscribirte por correo. Es gratis, aunque no lo creas.

Trucos Malignos de las Tarjetas de Credito

Las tarjetas de crédito en sí no son malas, malo es el uso que le demos, y si compramos sin control y sin conocer nos endeudaremos hasta el fin de los tiempos.

Ahora, tampoco es que las entidades financieras que emiten tarjetas de crédito sean buenas e inocentes. Ellas han creado trampas financieras y mediaticas que atraen a los consumidores a endeudarse más y más, cayendo en una espiral de compras sin sentido y oportunidad.

Veamos algunas de ellas y como evitarlas:

1.”No pague hasta el 2010″
Un clásico. Te ofrecen la facilidad de comprar algo, un televisor plasma, o el auto de tus sueños con un periodo libre de intereses. Solo tienes que cubrir el pago minimo y el banco no se molestará.

El problema se presenta cuando el periodo libre de intereses se acaba. Ahí comienza la pesadilla. Si no pagas el balance total de la deuda, los intereses se aplicarán retroactivamente. ¡Hasta el primer día! En otras palabras, nunca te libraste de pagar esos intereses.

Forma de Evitarlo:Pagar el balance total de la deuda, cosa que el banco espera que no hagas, y así te exprima.

2.La Transferencia de balance 0%
Una oferta buena. Ofrecen “comprar” tu deuda de otra tarjeta. A cero intereses. Claro que nada es gratis, te cobra una tarifa por la transferencia, digamos el 3%, algo comun.

El próximo paso del banco es hacer que compres algo con tu nueva tarjeta. La razón es que el banco desea aplicar sus altos cargos de interés a tus nuevas compras.

Ahí está la trampa: los pagos que hagas se aplicaran a tu deuda inicial, y las nuevas compras seguirán recibiendo intereses cada mes hasta que acabes con la deuda inicial.

Por eso es que las entidades financieras ofrecen estos planes de transferencia en epoca de fiestas, los bancos esperan que hagas compras de último minuto, ya sabes, regalos de navidad para tu familia o uno muy consentidor para tí como ese equipo de sonido. Ellos desean que utilices las tarjetas de crédito, y te transformaras en una vaca de dinero.


Sigue leyendo…

3.El blah blah del seguro de protección de la tarjeta de crédito

Este me hace acordar las varias veces que recibi llamadas de las señoritas del Banco Falabella acá en Perú. Te ofrecen seguros de protección familiar con cargo a la tarjeta de credito. Por una pequeña tarifa, ofrecen un seguro en caso de desempleo o invalidez.

¡Cargos a las tarjetas de crédito! Es decir por esos pagos minimos recibes intereses, y terminas pagando al banco mucho más.

4.¿Eres un usuario listo o una vaca que le da dinero a los bancos?

La mitad de todos los usuarios de las tarjetas de crédito no pagan el balance de su tarjeta de crédito a fin de mes. Son vacas que le dan dinero a los bancos. Ellos pagan todos los intereses, de modo que la otra mitad, los usuarios listos, consiguen todos los beneficios: devolución en efectivo, recompensas en viajes o kilometros de vuelo, regalos, etc.

La idea de los bancos es convertirnos en sus vacas generadoras de dinero, ¿quién podría culparlos? Es su negocio. Deben vivir de eso. La culpa recae en los usuarios “vacas”, quienes no saben utilizar su tarjeta de crédito.

Las tarjetas de crédito no son malas si sabes como usarlas, si no sabes, estarás engordando la billetera de los accionistas del banco.

Comenten, de su opinión acerca de esto. Nos vemos a la próxima.
Si te pareció interesante, suscribete a mi feed, también puedes suscribirte por correo. Es gratis, aunque no lo creas.

10 tips para ahorrar en bancos y tarjetas de credito

El ahorro es fácil y a la vez muy dificil, y parafraseando un comercial de un banco, siguiendo estos consejos podrás ahorrar:


Sigue leyendo…

1.Elige una cuenta de banco adecuada para tí. Estudia cuidadosamente que características te ofrece cada banco y si realmente la necesitas. Tal vez tu actual banco no es tan bueno como parece.

2.Protección contra sobregiro. Si emites un cheque y tu cuenta no tiene fondos, y una persona quiere cobrarlo, el banco rechazará el cheque y aparte te cargará con una tasa por sobregiro. Esto se puede evitar y hay oros mecanismos como protegerse de sobregiros, mediante un servicio que brinda el banco, cuyo costo es menor a la tasa por sobregiro.

3.Dinero Prestado. La mayoría de personas no lee las letras pequeñas de los contratos, especialmente la de los préstamos. Y también pide préstamos cuando no son realmente necesarios. Hay que leer bien cualqier contrato de préstamo, y evitar hacerlos cuando son innecesarios.

4.Banca en línea o por internet.Fácil y nos proporciona más control sobre nuestra cuenta. Pero se necesita entender los mecanismos para evitar sorpresas.

5.Utilizar el cajero electrónico. Utilizar ATM es más seguro que ir a la ventanilla y en algunos casos más barato.

6.Tarjetas de Crédito. Usarlas no es sabio. Pero si es imposible no usarla, tratar de tener la tarjeta con menos tasas de impuestos y cargos.

7.Renuncia a comisiones.

8.Siempre negociar.Pregunta, pregunta y vuelve a preguntar. Y sigue negociando. Especialmente sobre los intereses y tasas de interés. Un banco puede ofrecerte un interés alto y comisiones bajas en alguna promoción. Preguntar es fácil y útil, solo hay que hacerlo.

9.Mantenimiento de tarjetas de débito o crédito. No hay una buena razón para utilizar tarjetas que cobran mantenimiento, aún cuando no la usemos. Hay que cancelarla inmediatamente.

10. Deuda de la tarjeta de crédito. Sabemos que no es sabio utilizar tarjetas de crédito, siempre es mejor pagar con efectivo ya que no habrá intereses que pagar. Pero a veces se tiene que utilizar, pero lo mejor es cancelar la deuda lo más pronto posible. Recuerda que con lo que pagas de intereses, puedes comprar cosas que necesitas.

Fuente:
http://www.moneyaside.com/10-tips-to-save-money-on-banking-and-credit-cards

Comenten, de su opinión acerca de esto. Nos vemos a la próxima.
Si te pareció interesante, suscribete a mi feed.