Estás aquí
Inicio > conads > Alan García: ¿No puede ser un buen presidente o es mala suerte?

Alan García: ¿No puede ser un buen presidente o es mala suerte?

Cuando Alan García llegó a ser presidente del Perú, yo era un niño y casi no sentí o no me dí cuenta mucho del problema que representó la inflación para el país. Me dí cuenta de las colas interminables, que mi mamá me dejaba en una cola para comprar el pan, mientras ella iba a la cola del arroz o el azúcar. Me acuerdo de la leche Enci, la cual me gustaba, y años después la extrañaba.


Sigue leyendo…

Recuerdo haber ido al Mercado del Pueblo, emocionado, para darme cuenta a través de la explicación de mi padre, que lo que vendían allí, no servía realmente para comer bien, y no es que mi padre era un exquisito en la comida, sino que siempre se preocupó y se preocupa de que nos alimentemos saludablemente.

Mi mamá es aprista y lo seguirá siendo, su familia también, y aunque luego en la crisis tuvieron que bajar sus ánimos compañeriles, aún seguían apoyando a Alan, porque “Alan fue traicionado” por los empresarios, y otras teorías conspiracionistas, que a pesar de mi niñez, no me la creía. Claro, porque mi papá estaba al otro lado de la vereda, era antiaprista, y aún lo es, y pues él opinaba y opina que el gobierno de Alan García era lo peor que podía haber pasado.

Leyendo después, y enterándome, más crecido ya, y con más entendimiento podría atreverme a decir, puedo arrojar mi pobre opinión, aparte de la juventud de García, y sus ímpetus por ser el presidente más joven en la historia, fueron diversas las circunstancias que destruyeron el “posible mejor gobierno” de la historia republicana. La “maquinita”, que generaba dinero sin respaldo, el nacionalismo extremo, que perjudicó paradójicamente al país, y también el fortalecimiento de los grupos terroristas como Sendero y MRTA. Fueron muchas cosas, aparte de los propios errores de “Caballo Loco”, como lo apodaron en esos años, y errores del APRA en sí, que colocó a los compañeros en puestos del gobierno.

Al principio fue un idilio con el pueblo,y luego una desunión. Todo el mundo, casi todos eran apristas o simpatizantes. Además si no tenías el “carnet del partido”, conseguir un buen puesto era imposible. Claro que algunos eran apristas por conveniencia, que cuando terminó el gobierno del APRA, porque eso fue, el gobierno del APRA, no sólo de García, se rasgaron las vestiduras y renegaron del APRA y de sus líderes.

Hoy en día, las condiciones no son iguales, Fujimori a pesar de ser considerado dictador y asesino indirecto, y Toledo con Eliane Karp, avión parrandero y todo, dejaron en buen estado económico al Perú. Pese a quien le pese, Fujimori sacó al Perú de la crisis, y nos ajustó al extremo. Aunque Toledo no pudo manejar a su mujer, ni a muchos de sus correligionarios (podría decir que ni a él mismo), también hizo mejoras, y mejoras que se reflejan en lo que vemos en nuestras ciudades. Yo no digo que son excelentes presidentes, pero tampoco fueron del todo malos.

Actualmente está en boca de todos, el aumento de los precios. Lamentablemente es verdad, las cosas suben, se especule o no. Se quiera perjudicar al gobierno o no. Los alimentos suben, el pan sube, el arroz, el azúcar. El gobierno quiere hacer algo para frenar eso, pero creo que no lo va a poder hacer. Tampoco digo que va a haber una crisis como la del ’85. Ahora es las condiciones internacionales afecta, leo a blogs de norteamericanos, decir que su país, que USA está en crisis. Y eso afecta a todo el mundo. El petróleo sube, el trigo sube. Hay más demanda, y menos oferta. Y USA y su situación económica afecta a la de los otros países, el dólar baja. Y justo, en esta coyuntura mundial, Alan García está en el sillón presidencial de Perú. Casualmente Hugo Chavéz, y compañía promueven el nacionalismo a ultranza, y no digan que en el Perú, no hay quien le haga caso. El presidente regional de Puno, quiere independizar a su región, habráse visto semejante desfachatez. Tampoco quiero justificar a García, pero las condiciones en las que llega a gobernar, tampoco le favorecen.

Pero pienso, y opino, ustedes opinarán similar o diferente, pero si las circunstancias son adversas, si es buen presidente sabrá sacarnos del apuro. Si es malo, sólo las hará peores. Ustedes que dicen: ¿no puede ni será un buen presidente? ¿o es proclive a tener mala suerte?

Si pues, si el Sistémico en Apuros, también quiere opinar de política. Que tengo derecho, aunque eso, no significa que tenga razón.

Comenten, de su opinión acerca de esto. Nos vemos a la próxima.
Si te pareció interesante, suscribete a mi feed.

One thought on “Alan García: ¿No puede ser un buen presidente o es mala suerte?

  1. el presidente alan garcia deve solusionar el problema hisia los delincuentes dando pena de muerte el peru no deve soportar mas. deve desapareser las vevidas alcolicas sobre eso seviene mas delincuentes.robos violaciones

Comments are closed.

Top