Estás aquí
Inicio > ahorro > 5 Mitos Sobre las Tarjetas de Crédito

5 Mitos Sobre las Tarjetas de Crédito

mitos sobre las tarjetas de creditoSi uno pasa unas horas en un centro comercial o en un banco, llegas a la conclusión que las personas tienen conceptos equivocados sobre las tarjetas de crédito. Y mientras algunos de esos conceptos pueden ser aclarados si la gente leyera la letra pequeña de los contratos (existen intereses por pagos retrasados, comisiones por pago adelantado y otros criterios, reseñados en el contrato que firmas por la tarjeta de crédito), hay otros conceptos que me gustaría explicarte. No caigas víctima de la pesadilla de las tarjetas de crédito, por experiencia propia:

Mito 1: Pagar el mínimo mensual es suficiente.

Esto sólo es verdad si quieres pasar el resto de tu vida pagando la tarjeta de crédito, y nunca llegar a estar cerca de pagar por completo tu deuda. Supongamos que compras un par de zapatos de $100 y lo pagas con una tarjeta de crédito. Si sólo pagas el mínimo, esos zapatos terminaran costándote 2, 3 o 4 veces el precio original. Podrías estar pagando el equivalente a un refrigerador. ¿Duele? Entonces intenta utilizar tu tarjeta de crédito solo para compras necesarias, y si es posible pagar todo a fin de mes. O al menos paga el doble o más del mínimo mensual.

Mito 2: El Banco no te aprobará un límite que no puedas cumplir

Mal, mal, mal. Es tan equivocado. Tanto como sigas utilizando tu tarjetas, realizando tus pagos, evitando superar tu límite y construyendo tu crédito de otras formas, tu nivel crediticio continuará mejorando y el límite de tu tarjeta crecerá. El Banco estará feliz de darte más crédito, aún sabiendo que no podrás pagar por completo, sabiendo que sólo estarás pagando los interminables intereses. Es la manera en la que los bancos ganan dinero.

Mito 3: Las transacciones limitadas son ilegales.

Técnicamente una tarjeta de crédito es dinero cuando realizas una compra. ¿Entonces porque algunas tiendas tienen reglas acerca de un mínimo monto de compra a pagar con tarjeta de crédito? ¿La ley no debería prohibir eso? La respuesta a la primera pregunta es que la mayoría de tiendas y negocios emplean esa regla porque los bancos cargan un porcentaje de cada venta con tarjeta de crédito, y usualmente es algo de 2 a 4%, dependiendo de la tarjeta. Los dueños de las tiendas no quieren pagar ese porcentaje por compras demasiado pequeñas. Y ahí viene la respuesta a la segunda pregunta, lo que hacen estas tiendas es legal, nadie te puede obligar a prestar un servicio si no te favorece. Si gustas puedes ir a comprar a otro lado.

Mito 4: Las tarjetas aseguradas no son verdaderas tarjetas de crédito

Es falso. Cuando no tienes crédito o tienes poco, puedes empezar a construir tu nivel crediticio utilizando una tarjeta asegurada, ya que alguien tiene el dinero que pagaste por la tarjeta, como un seguro en caso no puedas pagar tus compras. El depósito de seguridad es generalmente por un año y luego te lo devuelven con intereses si es que has pagado regularmente. Funciona igual que otras tarjetas de crédito en la forma en que son como dinero y que ayudan a construir tu nivel crediticio.

Mito 5: Las tarjetas de crédito y las tarjetas de débito son lo mismo

No lo son. Como probablemente sepas, utilizar una tarjeta de crédito descuenta dinero directamente desde tu cuenta de ahorros y no tienes que pagar por eso a fin de mes, ni se te carga intereses por utilizarla, a menos que haya cargos del banco asociados con el uso. Lo que es triste, es que utilizar una tarjeta de débito no te ayudará a elevar tu nivel crediticio como lo haría una tarjeta de crédito. Por supuesto, incluso el mejor uso de una tarjeta de crédito te costará algo, pero la ventaja es que tu nivel crediticio aumentará.

Top