Estás aquí
Inicio > conads > 5 Estrategias Para Seguir Motivado

5 Estrategias Para Seguir Motivado

rafael-nadal-1En Winbledon, el número 2 del mundo del tennis, Rafael Nadal jugó contra Lukas Rosol, un tenista poco conocido que está en el puesto número 100. Nadal era el favorito, pero al final Rosol sorprendió a todos ganando el encuentro. En la entrevista posterior, Nadal dijo que jugó contra un oponente inspirado. Rosolo nunca pensó ganar sólo perder honorablemente. El estuvo extremadamente motivado, enfocado y jugó de una forma que excedió las expectativas propias y ajenas.

¿Y que sucede cuando tu enfoque y motivación parecen abandonarte? Incluso las mejor intencionadas y comprometidas personas tienen días en que no se sienten motivados a hacer mucho de nada. Las tareas pueden parecer atemorizantes, aburridas o que deberían hacerlas alguien más. Más que enfocarse en las cosas que no deberías hacer (como procastinar), una mejor estrategia es enfocar tu energía en las cosas que puedes hacer hasta que tu motivación regrese.

Cuando sientes que tus metas te queman la espalda, considera:

Hacer una lista y un plan a corto plazo. El primer paso es crear una lista que “sacará” todo de tu cabeza. Escribir las cosas que necesitas hacer o ingresarlas en tu smartphone o un archivo de texto en tu computadora te ayudará a categorizar y priorizar tus tareas, y por último crear un plan de corto plazo para el día. Este plan temporal puede ayudarte a mantenerte en movimiento, mantener el enfoque y te permite incluir otras actividades que quieres hacer.

Piensa en el resultado final. Pensar en la larga lista de cosas que tienes que hacer probablemente no te dará el empuje necesario para hacerlas, pero pensar en lo sorprendente u orgulloso que te sentirás cuando cumplas incluso con los objetivos más pequeños, pero podría ser todo lo que necesitas para levantar tu productividad. Para recordarte a ti mismo ese sorprendente sentimiento, piensa cuando hiciste un buen trabajo. Mientras estás en eso, revisa los pasos que te llevaron a lograr tus objetivos para ver si puedes hacer algo similar para convertir la situación actual en algo similar.

Ve y haz algo más … por un corto tiempo y luego vuelve a tu proyecto o tarea. Cuando te sientes en la tierra de la falta de la motivación, puedes necesitar un cambio de escenario, un bocadillo o una caminata alrededor del vecindario. De hecho, ejercitarse puede mejorar tu humor y te ayuda a enfocarte y trabajar eficientemente. En el New York Times publicaron que el ejercicio mejora lo que los científicos llaman “funciones ejecutivas”, es decir el conjunto de habilidades que permite seleccionar el comportamiento que es adecuado a la situación, inhibiendo el comportamiento inapropiado y enfocarte en el trabajo en medio de un mar de distracciones. Las “funciones ejecutivas” incluyen funciones básicas como la velocidad de procesamiento, velocidad de respuesta y memoria de trabajo, el tipo de memoria que utilizamos para recordar el número de una casa mientras caminas desde el auto a una fiesta.

Empezar con las cosas más fáciles primero. Tanto como miras tus lista, elige la cosa que es más fácil de completar porque vas a poder hacerla rápidamente. Probablemente no necesites mucha ayuda realizando ese tipo de tareas y puedes cumplirlas inmediatamente. Cuando haces las cosas, te sientes motivado para hacer más cosas. Algunas veces, convirtiendo tu lista de tareas en un juego (cuanto puedes cumplir en 10 minutos) o tratando de romper tu marca personal (puedes hacer más de lo que hiciste el día anterior), te vuelves más productivo.

Llama a un amigo. ¿Parece que estás poniendo tus planes a un lado? Probablemente te beneficiarás llamando a un amigo. Teniendo a alguien que te aliente o revise tus pendientes contigo puede ser muy motivador. A veces, verlo desde una perspectiva diferente o una pequeña competencia te pondrá en movimiento.

O, puede ser que necesites un doble de cuerpo. Judith Kohlberg, autora de Conquering Chronic Disorganization (Conquistando la Desorganización Constante) y Add Friendly Ways to Organize Your Life (Agrega Amistosas Formas de Organizar tu Vida), describe un doble de cuerpo como una persona que “ … funciona como un ancla. La presencia de un ancla humana ten enfoca en otra persona y hace posible que ignores las distracciones.”

Piensa en el doble de cuerpo o socio que no esté mientras trabajes y no activamente involucrado con lo que estás haciendo, ellos ayudarán a que hagas las cosas manteniéndote en la tarea. Si piensas que puede ser una distracción, utiliza un cronometro para medir el tiempo. Cuando se cumpla la marca de tiempo establecida, serás liberado de la tarea para hacer otra cosa.

Siempre habrá días en que no quieres hacer nada. Ayuda tener unas cuantas estrategias que te ponen en el marco mental de trabajar productivamente (una sala tranquila, escritorio limpio, un compañero, etc.) Prueba alguna de las sugerencias y comprueba si funcionan para ti. Usualmente, una vez que empiezas, te sentirás empujado a continuar. Y podrías convertirte en un “Lukas Rosol” y vencer a esa tarea tipo “Rafael Nadal”.

Top