9 Formas de Crear y Hacer Crecer un Fondo de Emergencia

En este entorno económico difícil, casi no hay un mejor momento para tener una reserva extra de dinero en efectivo. Un buen fondo de emergencia bien establecido puede significar la capacidad para enfrentar sin muchos problemas una pérdida de empleo, problemas de salud, problemas con el coche o crisis personales imprevistas, en lugar de tener que asumir una deuda considerable, que sufren retrasos costosos o peor. Si has decidido que es hora de prepararte para lo peor, mientras que al mismo tiempo construyes un poco de paz mental, he aquí algunos consejos para ayudarte a aumentar tu fondo de emergencia.

1. Vende cosas viejas o usadas

La reventa de cosas viejas es una gran manera para abastecer tu fondo de emergencia. Ya se trate de libros, CDs, DVDs, ropa, antigüedades y viejos libros de historietas, o lo que sea, hay un montón de fuentes de dinero en efectivo entre tus cosas no utilizadas o no deseadas. Revisa tu vecindario o centos comerciales locales para tiendas especializadas que compran ropa ligeramente usada, libros y productos similares, o bien a la internet por las empresas en línea que compran este tipo de artículos.

2. Subasta en eBay, MercadoLibre u otros similares

La venta de tus artículos en eBay puede ser un gran proyecto para financiar tu fondo de emergencia. La belleza es que se puede vender cualquier cosa en eBay: de todo tipo de cachivaches y antigüedades e incluso tarjetas de regalo y cupones, todo es juego limpio. Si no eres un gran vendedor de eBay o no quieres preocuparte por el trabajo de configurar una cuenta, considera crear una tienda de eBay, y dejar que ellos hagan el trabajo por ti. Ten cuidado, que tendrá una comisión sobre las cosas que venden por ti y normalmente sólo muestran elementos de mayor valor para hacer que valga la pena enumerarlos.


3. Reducir los gastos

La mejor manera de ahorrar es no gastar. Trata de tomar el dinero que podrías gastar en cosas más frívolas como el café gourmet, ropa, o cenas, y mantenlo en reserva por un mes o dos para comenzar tu fondo de emergencia.

4. Reduce el costo de servicios

Otra gran manera de ahorrar para un “día de lluvia” es a través de tus gastos de servicios públicos. Haz un esfuerzo consciente por reducir la cantidad de electricidad o de gas natural que utilizas cada mes, por ejemplo apagar las luces y el uso de calentadores y ventiladores de techo en lugar del horno o aire acondicionado. También podrías considerar la reducción de tu paquete de cable y colocar tus ahorros mensuales a tu fondo de emergencia.

5. Consigue unas horas extra

En el entorno económico actual, muchos empleadores no quieren contratar a más personas. La contratación de nuevos empleados es costoso, puesto que requieren que los empleadores paguen más en beneficios, y se necesita tiempo y dinero para enseñar, y no hay garantía de que acabará funcionando. Muchos empleadores prefieren utilizar a los funcionarios que ya tienen, lo que podría ser una oportunidad para que puedas tomar horas extra y obtener ingresos adicionales que pueden dejarse de lado para más adelante.

6. Busca un trabajo independiente

Si no ves ninguna otra manera de acumular un fondo de emergencia, considera la posibilidad de utilizar tus habilidades. Ya sea que tu talento esté en la carpintería, limpieza doméstica, cuidado de niños, la escritura, la tutoría, el arte, o el cuidado del césped, a menudo hay necesidades de todo tipo de servicios y las habilidades que puedas tener. Anuncia en el periódico local o en sitios online para los servicios requeridos. Este ingreso suplementario podría no hacerte rico, pero puede ser una gran manera de crear un fondo de emergencia.

7. Hazlo Tu Mismo y Ahorra

Hacer las cosas tu mismo puede ahorrarte mucho dinero – dinero que puedes poner en im fondo de emergencia. Corta tu césped, arregla tu baño, pinta tu casa, quita la nieve, y una variedad de otras tareas domésticas que puedes hacer por ti mismo y eso te ayudará a ahorrar, y en muchos casos, a mantenerte sano también.

8. Cambio de repuestos

Mientras que los cambios adicionales que necesita tu coche o en tu guardarropa puede no parecer mucho, puede que te sorprenda. Pueden ir sumandose rápidamente. Un fondo de emergencia tipico se llena de monedas, y realmente debe ser una emergencia el utilizarlo, ya que equivale a llevar, si es un buen fondo de emergencia, una enorme cantidad de monedas de pequeño valor, que pueden sumar mucho, pero vaya que hay que pensarlo en ponerse a contar moneda tras moneda para pagar algo.

9. Crea un blog

Con un blog puedes ganar dinero, y para ser sinceros, pocos ganan mucho dinero, pero si puede llegar a proporcionar ingresos regulares y aceptables, los cuales pueden ir engrosando tu fondo de emergencia. Intentalo. Ganar dinero en internet requiere de esfuerzo pero no es imposible.