Como Detener un Ataque de Panico





Un ataque de pánico ocurre cuando la amigdala (el cerebro emocional) se equivoca y corresponde una situación con reacciones inapropiadas como respuesta a una amenaza a la sobrevivencia, que no existe. Es como si tu cerebro fuera una alarma de humo extremadamente sensible, y se encienda cuando no haya una emergencia real.

Los sintomas de un ataque de panico, incluyendo palpitaciones, incremento de los latidos del corazón, sudoramiento, respiración agitada, miedo de perder el control o a volverse loco, nauseas, mareos, sensación de irrealidad, etc. ocurren cuando el cuerpo queda inactivo y no hace uso de la adrenalina necesaria para prepararse para la pelea o huida. Cerca del 60% de los ataques de pánico son acompañados por hiperventilación, la cual aumenta los síntomas, ya que al respirar demasiado rápido estamos inhalando más oxigeno de lo necesario, forzando al cuerpo a aumentar la proporción del dioxido de carbono de las arterias.


En resumen, esto causa un desbalance que eleva el nivel de pH de la sangre, lo cual eleva la constricción vascular resultando en un flujo de sangre disminuido al cerebro y a otras partes del cuerpo, contribuyendo a los síntomas del pánico.

Como Detener Ataques de Pánico


1.Conten la respiración. De este modo, puedes prevenir la disipación de dioxido de carbono. Un periodo de 10 a 15 segundos repetido unas cuantas veces es suficiente.

2.Respira dentro de una bolsa de papel. Asi estarás respirando el dioxido de carbono que exhales. Esto restaurará el nivel normal de pH en la sangre.

3.Ejercicios Vigorosos: mientras tanto respiras y espiras a través de tu nariz. Correr, saltar, caminar y subir y bajar escaleras.

4.La técnica 7/11 es una simple pero poderosa técnica que es fácil de hacer. SE trata de seguir los siguientes pasos:
4.1 Inhalar por 7 segundos.
4.2 Exhalar por 11 segundos.

La razón para que la exhalación dure más que la inhalación es debido a que se ha demostrado que el sistema nervioso simpatico se dispara con la inhalación (excitación) y que la exhalación estimula el sistema nervioso parasimpatico (la respuesta relajante).

Exhalando más lentamente que inhalando, hará que se refuerce la relajación sobre la excitación. Si alguien está hiperventilando, sin embargo, necesitas empezar una proporción, empezando a inhalar por 3 segundos y exhalando por 6, luego gradualmente llegar a la razón de 5/11 y posteriormente a 7/11. Lo importante es que la exhalación dure más que la inhalación.

Si tu o alguien que conoces sufre de altos niveles de ansiedad, hay muchas cosas que puedes hacer para ayudarte a ti mismo o a los demás. Visita mi otra entrada sobre como controlar un ataque de nervios.



Comentarios cerrados.