Estás aquí
Inicio > conads > 20 Cosas Que Si Tienes 20 Años No Entiendes Pero Deberías

20 Cosas Que Si Tienes 20 Años No Entiendes Pero Deberías

20 Cosas Que Si Tienes 20 Años No Entiendes Pero Deberías

  1. El tiempo no es una mercancía sin límites – tan pocas veces encuentro a jóvenes profesionales que tienen un sentido de urgencia para llegar al siguiente nivel. Cuando tenemos 20 años pensamos que tenemos todo el tiempo del mundo para A) entenderlo y B) obtenemos lo que queremos. El tiempo es el único tesoro con el que comenzamos con abundancia, y no podemos volver a tenerlo. Aprovecha al máximo las oportunidades que tienes hoy en día, ya que habrá un momento en que no tendrás más de él.
  2. Tienes talento, pero el talento está sobrevalorado – Felicitaciones, puedes ser la generación más capaz, creativa, eficiente y todavía multitarea. Mereces una medalla. Pero la materias prima sin refinar (no importa cuán valiosa sea) simplemente es potencial desperdiciado. No hay premio para el talento, sólo resultados. Incluso las personas aparentemente más dotadas metódica y dolorosamente se abrieron camino hacia el éxito.
  3. Somos más productivos en la mañana – seguramente te enorgulleces de poder quedarte en la oficina hasta las 3 am regularmente. Podrías pensar que haces de todo todo el tiempo, sin embargo las tareas de mayor importancia y que sin embargo parecen aburridas se deben realizar en la mañana, porque en la mañana están los demás y somos más productivos como equipo en las primeras horas del día.
  4. Las redes sociales no son una carrera – Son títulos de trabajo que no existirán en 5 años. Los medios sociales son simplemente una función de comercialización, que ayuda al reforzamiento de marca, retorno de la inversión o ambas cosas. Los medios sociales son un medio para conseguir una mayor conciencia, más usuarios o más ingresos. No es un fin en sí mismo. Estoy en contra de quienes han vinculado su trayectoria profesional únicamente a un puesto de trabajo basado en las redes sociales.
  5. Levanta el teléfono – Deja de esconderte detrás de tu computadora. Los negocio se hacen por teléfono y en persona. Debe ser tu primer instinto, sin dudar, hablar con una persona real y de oportunidades de negocio. Y cuando el Internet se cae … deja de estar confundido y no pidas ir a casa. No seas fastidioso, coge el teléfono.
  6. Sé el primero en entrar y el último en salir – Le doy este consejo para todos que comienza un nuevo trabajo, o aún en las etapas iniciales de tu carrera profesional. Tienes más terreno para compensar a cada uno alrededor tuyo y tendrás algo que demostrar. Sólo hay una manera segura de salir adelante, y eso es trabajar más que todos tus compañeros.
  7. No esperes a que te digan qué hacer – No se puede tener un sentido de derecho sin un sentido de la responsabilidad. Nunca vas a salir adelante por la espera de que alguien te diga qué hacer. Decir que "nadie me pidió que hiciera esto" es una receta garantizada para el fracaso. Erra por el lado de hacer demasiado, pero no demasiado poco.
  8. Asume la responsabilidad de tus errores – debes estar haciendo un montón de errores cuando se está al principio de tu carrera. Pero no debes estar a la defensiva acerca de los errores de juicio o ejecución. Deja de tratar de justificar tus c*g*d*s. Sólo vas a crecer al abrazar las lecciones aprendidas de tus errores, y el compromiso de aprender de esas experiencias.
  9. Debes conseguir que pateen tu culo – Meryl Streep en "The Devil Wears Prada" sería la jefa más valiosa que puedas tener. Esta es la etapa más impresionable, maleable y formativa de tu carrera profesional. Trabajar para alguien que demanda excelencia y empuja tus límites todos los días va a construir la base más sólida para el éxito profesional continuo.
  10. Un nuevo trabajo al año no es una buena cosa – períodos de 1 año, no me digas que eres tan talentoso que ya has superado a todos en la empresa. Eso me dice que no tienes la disciplina para ver tu curva de aprendizaje hasta el final. Se tarda unos 2-3 años para dominar cualquier nueva habilidad crítica, date por lo menos esa cantidad de tiempo antes de abandonar el barco. De lo contrario tu currículum se leerá como una serie de señales de alerta sobre por qué no ser contratado.
  11. Las personas son más importantes que la empresa – Es tan de moda elegir la empresa que ofrece el tiempo más flexible, comidas ilimitadas, masajes en la empresa, salas de juegos y salidas del equipo. Aquello debería importar, pero no tanto como el carácter de sus fundadores y directivos. Los grandes líderes serán mentores y serán una fuente fiel de empleo mucho tiempo después de que los hayas dejado. Haz una apuesta consciente por la gente con la que vas a trabajar y tu compromiso con ellos valdrá la pena mucho más que los beneficios.
  12. Apunta tu esfuerzo a tu Objetivo Profesional – Vas a ser invitado a hacer cosas que no te gustan hacer. Mantén tus ojos en el premio. Conecta lo que estás haciendo hoy en día, con el lugar donde quieres estar mañana. Eso debería ser todo el incentivo que necesitas. Si no se puede asignar el éxito futuro a tus responsabilidades actuales, entonces es el momento de encontrar una nueva oportunidad.
  13. Habla, no seas mudo – Estamos criando una generación de conversadores mediocres y habladores anónimos. En tu lugar de trabajo se trataría de un cáncer. Si tienes problemas con la gestión, la cultura o el papel y las responsabilidades, habla. No tomes las quejas y hables basura de la empresa o de los compañeros de trabajo en la hora del almuerzo y en los chats anónimos. Si puedes comunicarte de manera efectiva, tienes la capacidad de dar forma a tu entorno y a tu destino profesional.
  14. Tienes que construir tus habilidades técnicas – Agregar "Perito en Microsoft Office" en la parte inferior de tu hoja de vida bajo el título de habilidades, no te va a servir de mucho, ahora todo el mundo es prácticamente un perito en Office. Se le da preferencia a quienes son unos ninjas en: Photoshop, HTML / CSS, iOS, WordPress, Adwords, MySQL, Balsamiq, Excel avanzado, Final Cut Pro – independientemente de tu puesto de trabajo. Si planeas permanecer en un trabajo remunerado, es mejor que complementar tu título universitario con unas habilidades técnicas aplicables.
  15. Importan el tamaño y la calidad de tu red de contactos – mientras más sabes, más avanzas en los negocios. Si conoces un pequeño grupo de gente muy bien, o un gran puñado de contactos superficialmente, simplemente no te cortes. Conoce y permanece conectado a un montón de gente, e invierte tu tiempo en desarrollar muchas de esas relaciones como sea posible.
  16. Necesita al menos 3 mentores profesionales – El camino más garantizado para el éxito es emular a los que han logrado lo que tu buscas. Siempre debes tener al menos 3 personas a los que llames mentores que están donde tu quieres estar. Su orientación y asesoría gratuita será el regalo más preciado que puedas recibir.
  17. Elige un ídolo y actúa "como si yo fuera" – Puede que no sepas qué hacer, pero tu ídolo profesional lo hace. Debes elegir a un empresario o ídolo en tu campo que más admires y actúa “como si yo fuera tal persona”. Si “Fulano Ídolo de Multitudes / Millonario / CEO / Idealista / Músico / Artista ” fuera  ahacer esto ¿qué haría, qué decisiones tomaría, como organizaría su día, como lograría sus objetivos? Tienes que fingir ser él hasta que lo hagas por ti mismo, así que es mejor fingir como la persona más completa que te puedas imaginar.
  18. Lee más libros, menos Tweets / Textos / Facebook – Tu generación consume la información en titulares y 140 caracteres: toda amplitud y sin profundidad. La creatividad, la reflexión y las habilidades de pensamiento se liberan cuando te ves obligado a leer por completo un libro. Todas las claves de tu éxito en el futuro, se basan en la experiencia del pasado de los demás. Asegúrate de leer un libro al mes (de ficción o no ficción) y florecerá tu carrera.
  19. Gasta 25% menos de lo que ganas – Cuando tus necesidades materiales coinciden o exceden tus ingresos, estás saboteando tu capacidad para realmente hacer algo más grande. No te pongas un grillete de oro a ti mismo. Debes estar dispuesto y capaz de asumir un 20% menos en el corto plazo. Gasta 25% menos de lo que sea que ganes. Es una fórmula garantizada para estar menos estresado y tener siempre la flexibilidad para perseguir tus sueños.
  20. Tu reputación no tiene precio, no la dañes – Con el tiempo, tu reputación es la moneda más valiosa que tienes en los negocios. Es la llave invisible que abre o cierra las puertas de oportunidades profesionales. Especialmente en una época donde todo queda registrado para siempre y es accesible para todos, tu reputación tiene que ser protegida, como el tesoro más sagrado. Es el único elemento que, una vez perdido, nunca puede volver.

Tal vez te guste …

Top